Get The Look

Tu cepillo y peine limpios: reducen padecimientos capilares

  •  La limpieza de tu cepillo y peine es muy importante para mantener un cabello saludable y con menos probabilidades de padecimientos capilares.
Pantalla Completa
Previous Next
La limpieza de tu cepillo y peine es muy importante para mantener un cabello saludable y con menos probabilidades de padecimientos capilares.

La mayor parte del tiempo nos preocupamos de que nuestro cabello tenga los mejores productos, pero ¿qué tanto cuidamos los utensilios que usamos para mantenerlo hermoso?

Aquí te mostraremos la manera correcta para limpiar tu cepillo o peine para eliminar la suciedad y grasa, entre otros desechos, que el cabello deja tras el uso de productos estéticos. Hay que ser pulcros tanto en nuestro cuidado personal como con las herramientas para acicalarnos.

La importancia de la limpieza de nuestros utensilios de belleza

La higiene en los utensilios de belleza es muy importante, puesto que entran en contacto directo con nuestra piel y cabello. Los pinceles para el maquillaje, cepillos o peines necesitan una limpieza adecuada para que no se generen bacterias u hongos en ellos.

La mayoría de estos accesorios acumulan residuos de los productos que utilizamos, células muertas de nuestra piel y polvo, lo que crea un ambiente propicio para el crecimiento de ácaros, hongos y bacterias, que pueden afectar el cuero cabelludo, generando algunos padecimientos capilares como la caspa y otras enfermedades más graves.

Nuestra dermatóloga experta en el tema opina...

La dermatóloga Thaise Soares recomienda: "Para evitar la dermatitis capilar lo ideal es que todas las semanas se realice una limpieza con agua y jabón neutro, de preferencia líquido, que retire la grasa acumulada. Una limpieza más potente también es recomendada cada dos meses o cuando notes que el cepillo lo requiere", explicó.

Si quieres cerciorarte de que tu cepillo y peine quedaron realmente libres de bacterias y hongos, la limpieza tiene que ser diaria. Se recomienda que después de su uso retires todo el cabello acumulado en ellos.

Un método efectivo para la limpieza de los productos

Un procedimiento que puede ayudar es el uso de una esponja; simplemente utiliza el jabón neutro líquido y vierte un poco en la esponja, talla el cepillo con ella y un poco de agua, enjuaga y deja que seque de manera natural.

Para secar estos productos evita el uso de la secadora u otros aparatos que calienten la superficie, ya que el calor deformará las cerdas y su vida útil se reducirá.

Nunca olvides que hay que tener mucho cuidado con este procedimiento; si alguno de estos productos entra en contacto con agentes muy contaminantes, como heces de animales o insectos, lávalos inmediatamente con cloro o tíralos y sustitúyelos por otros nuevos.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel