Get The Look

Hábitos que debes adoptar en la rutina de belleza para evitar que salgan granos en la piel

  • Algunos consejos te pueden ayudar a eliminar lo que tu piel no necesita para que se mantenga limpia y saludable
Pantalla Completa
Previous Next
Algunos consejos te pueden ayudar a eliminar lo que tu piel no necesita para que se mantenga limpia y saludable

Si tu piel es grasa y con tendencia a que te salgan brotes de acné debes tener mucho cuidado con los hábitos que llevas a cabo en el día a día. Algunos consejos te pueden ayudar a eliminar lo que tu piel no necesita para que se mantenga limpia y saludable.

Limpia, exfolia y mantén tu rostro alejado de las bacterias

La limpieza es clave para terminar con las imperfecciones y prevenirlas. Además de lavar tu rostro diariamente en las mañanas antes de salir de casa, es indispensable desmaquillar y limpiar la cara al final del día. De no hacerlo el aceite y el polvo que se acumulan en el rostro durante el día provocarán que se alojen las bacterias durante la noche, te hayas maquillado o no.

El agua micelar es una excelente opción para limpiar la piel, ya que contribuye a eliminar granitos, manchas y residuos de maquillaje, gracias a su efecto magnético que encapsula y extrae las impurezas de la piel.

Exfoliar tu cara es otra manera de mantenerla limpia y libre de impurezas, realiza dicho procedimiento una vez por semana. Las células muertas que se acumulan en capas sobre tu rostro atrapan el aceite y las bacterias que causan el acné, elimínalas con una exfoliación. Apuesta por los exfoliantes que contengan ácido salicílico, si es que quieres una limpieza profunda.

La higiene de tu rostro también esta relacionada con la frecuencia con la que lavas las fundas de tus almohadas, hazlo cada semana y también es recomendable voltear cada noche la almohada. Diariamente el aceite y las bacterias de la piel se acumulan en tus almohadas, y todas las noches vuelven a entrar en contacto con tu cara, lo que impide que tu piel se mantenga sana.

Haz que los granos sanen más rápidamente y salgan menos

Si ya tienes un grano o varios no los aprietes a menos que ya tengan un punto blanco en la punta, de lo contrario contribuirás a que sean más visibles y estén irritados, además el proceso de sanación será más largo.

También puedes utilizar productos especiales anti-acné, pero es muy importante que lo hagas de la manera correcta. La mayoría de estos productos están diseñados para secar la piel grasa, úsalos tan sólo en donde existen brotes.

Si usas este tipo de fórmulas en toda tu cara, incluyendo las áreas donde tienes acné, puedes causar nuevas erupciones, ya que al secarse la piel de la cara el aceite y las bacterias se quedarán atrapadas bajo las células recién formadas, esparciendo la infección aún más.

Evita el consumo de alimentos muy grasosos, especialmente del chocolate y de los lácteos, que contribuyen a que salgan brotes de acné, de acuerdo con diversos estudios.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel