Get The Look

Cuidados básicos para tener una piel sana e hidratada

  • Los pasos básicos para la rutina diaria de belleza son limpiar, tonificar, humectar y usar protector solar
Pantalla Completa
Previous Next
Los pasos básicos para la rutina diaria de belleza son limpiar, tonificar, humectar y usar protector solar

Para mantener una piel sana e hidratada, debemos adoptar una rutina diaria para cuidarla. El hábito no nos tomará mucho tiempo y nuestra piel nos lo agradecerá, ya que no sufriremos de envejecimiento prematuro, ojeras, manchas y demás imperfecciones. Antes de comenzar con la rutina de belleza es muy importante que sepas cuál es tu tipo de piel: seca, mixta (normal) o grasa. Así podrás comprar los productos más adecuados para ti.

Limpia

El primer paso para comenzar con tu rutina de belleza es limpiar la piel. Debes hacerlo dos veces al día: al despertar y después de desmaquillarte, antes de ir dormir. Este es un paso muy importante ya que te permitirá quitar todos los residuos indeseables de la piel.

Lo ideal es que lo hagas con agua y un jabón neutro, o alguna loción hidratante, de preferencia no utilices productos grasosos.

Tonifica

Existen productos específicamente para tonificar que ayudarán a que nuestra piel sea más resistente, incluso hay productos que limpian, tonifican e hidratan y no son grasosos. Puedes optar por productos que te dan más de un beneficio para tener una mejor protección.

Humecta

Es muy importante que humectes diariamente tu piel, de preferencia dos veces al día, una vez en la mañana y otra en la noche. Puedes escoger una crema humectante para rostro normal o anti-edad, pero si prefieres una anti-edad, asegúrate de que sea acorde a tu edad, para que su uso no resulte contraproducente.

Las cremas humectantes nos ayudan a tener una piel sana y con vida. De preferencia elige una con protector solar, así tendrás más beneficios y evitarás el envejecimiento prematuro.

Aplícate la crema en el cuello y escote, no sólo en la cara, ya que dichas zonas también suelen estar expuestas al sol.

Protégete del sol

Mucha gente piensa que el protector solar es sólo para cuando se va a la playa o para las vacaciones, nada más lejos de la verdad. Estamos expuestos al sol todo el tiempo, incluso aunque el día esté nublado.

El sol puede dañar mucho la piel, deshidrata, saca manchas y provoca que nos arruguemos. Siempre debes de usar protector solar, aplícatelo en la cara, cuello y escote e incluso en los brazos, si es que estos se suelen exponer al sol.

Exfóliate y usa mascarillas

A diferencia de los pasos anteriores la exfoliación no se debe hacer diariamente, se recomienda una vez a la semana, para eliminar las células muertas que obstruyen los poros.

Las mascarillas te pueden ayudar a hidratar más tu piel, a refrescarla o a tratar algún problema específico que tengas. Tampoco se recomienda el uso diario, además que debes consultar un especialista para saber cuál es la que tu piel necesita; estos productos se utilizan generalmente una vez al mes.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel