Get The Look

Cómo cuidar la piel a los 50 años

  •  Crea una mejor versión madura de ti misma y tómate el tiempo para llevar a cabo una buena rutina de belleza que te permitirá verte increíble
Pantalla Completa
Previous Next
Crea una mejor versión madura de ti misma y tómate el tiempo para llevar a cabo una buena rutina de belleza que te permitirá verte increíble

Después de los 50 años muchas mujeres temen que su piel luzca seca, desgastada y arrugada, y por lo tanto ya no se vean hermosas. Sin embargo, en la actualidad esta edad es una gran etapa de madurez y realización para las mujeres, en la que saben lo que quieren y en la que la tecnología juega a su favor para que se sientan bien con el estado de su piel.

Los avances tecnológicos y científicos han revolucionado los productos de belleza y los tratamientos estéticos, logrando que la apariencia se mantenga joven por más tiempo. Además de los tratamientos invasivos, existen productos y cuidados específicos que ayudarán a que la piel se mantenga radiante a los cincuenta.

Qué cambios sufre la piel con el paso del tiempo

Crea una mejor versión madura de ti misma y tómate el tiempo para llevar a cabo una buena rutina de belleza que te permitirá verte increíble, es cuestión de voluntad, disciplina y actitud. La piel con el paso del tiempo cambia, se reduce la producción de colágeno y elastina, que le dan firmeza, volumen y elasticidad, por lo que necesitarás de cuidados específicos.

Además la renovación celular que es la capacidad de las células de reproducirse y de producir células genéticamente idénticas, se vuelve más lenta. Las células de la piel se renuevan mensualmente para que la piel se mantenga hidratada y saludable, eso cambia con el paso del tiempo y el proceso se vuelve más lento debido a los factores ambientales, el estrés y la mala alimentación.

Todos estos factores provocan que la piel comience a verse opaca, pálida, seca, manchada, arrugada y flácida, al no estar suficientemente rellena las arrugas empiezan a salir. Los efectos de la exposición de la piel al sol durante años se vuelven evidentes, aparecen manchas, pecas e hiperpigmentación. Las hormonas también hacen que la apariencia de la piel cambie.

Prefiere el uso de cremas especiales para piel madura

Si sientes que todo esto sucede y que tu piel comienza a cambiar, no te preocupes, agregar algunos hábitos a tu rutina de belleza te ayudarán a verte bella. Comenzando con la crema hidratante adecuada para tu edad, ya no puedes usar la misma que usabas a los cuarenta o a los treinta.

Es indispensable que utilices cremas con ingredientes activos especiales para pieles maduras. Estos productos nutren la piel a profundidad y ayudan a reducir los signos de la edad. La constancia es una de las claves para ver resultados en poco tiempo, siempre aplica el hidratante en la mañana y en la noche.

Prefiere las cremas que incentivan la renovación celular, ya que tienen ingredientes activos que protegen y activan las células madre. Con el uso diario al menos 4 millones de nuevas células emergen cada día a la superficie de la piel, más rápido.

Después de algunos meses de su utilización la piel ganará estructura, resistencia, elasticidad y firmeza, además quedará más suave e hidratada. No olvides que el hidratante también se debe aplicar en el cuello y escote, que son zonas que están expuestas al sol.

Productos que complementan la rutina de belleza

La limpieza del rostro también es necesaria, por las mañanas y por las noches. En las noches nunca olvides desmaquillarte y después retira los residuos y la suciedad con un producto especifico para limpiar la cara. Aunque no te maquilles lava la piel para retirar la contaminación a la que te expones día a día y que tapa los poros. Una vez que tu cara esté limpia aplica la crema de noche.

Usa diariamente protector solar, ya sea que tu crema de día tenga FPS o que te apliques un producto extra. Así evitarás que tu piel se manche, se deshidrate y se arrugue por la exposición a los rayos solares.

Mejora tus hábitos para tener una piel más saludable

Duerme por lo menos seis horas diario y de preferencia que sean ocho. En la noche se lleva a cabo la regeneración de la piel y se liberan hormonas de crecimiento. Dormir la cantidad de horas necesarias le da descanso a la piel, además ayuda a que la crema de noche actúe, dándole hidratación y nutrición a la piel.

Incluye el ejercicio y una alimentación balanceada en tus hábitos diarios. El ejercicio estimula la circulación, tonifica los músculos, mejora el estado de ánimo y relaja, además sudar libera toxinas de la piel. Una correcta alimentación le da luminosidad y firmeza a la piel, incluye el pescado, las frutas, las verduras y mucha agua en tu dieta.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel