Get The Look

¿Tu tipo de piel puede cambiar? Descúbrelo ya sea que tu piel sea grasa, mixta, seca o normal

  •  Descubre cuál es tu tipo de piel
  •  La mayoría de las pieles del rostro son mixtas porque tienen partes secas y partes grasosas
  •  Generalmente, la piel del rostro puede estar más grasosa en el verano y más seca en el invierno
Pantalla Completa
Previous Next
Descubre cuál es tu tipo de piel
  •  Descubre cuál es tu tipo de piel
  •  La mayoría de las pieles del rostro son mixtas porque tienen partes secas y partes grasosas
  •  Generalmente, la piel del rostro puede estar más grasosa en el verano y más seca en el invierno

¿Ya sabes cuál es tu tipo de piel? Si crees que es grasosa, mixta, normal o seca, debes saber si puede cambiar sin darte cuenta, o simplemente no es del tipo que siempre pensaste que era. 

Muchas mujeres creen que tienen la piel grasosa cuando ésta permanece expuesta al calor, y algunas otras piensan que la tienen seca por que la sienten un poco jalada, se puede no sólo tener un tipo de piel, y descubrir cuál es el tipo exacto que se tiene ese esencial para lograr resolver todos los contratiempos de la piel.

¿Por qué es importante conocer el tipo de piel?

Saber cuál es el tipo de piel que se tiene es importante, para usar los productos adecuados que ayuden a mejorar su aspecto, y para tratar los principales problemas que presente el rostro. Un jabón facial o un limpiador de limpieza profunda puede ayudar a la piel grasa, pero también puede resecar la piel seca.

Un hidratante en forma de crema puede funcionar bien en la piel seca y normal, pero puede dejar a la piel mixta y grasa con una sensación pegajosa. Una vez que conozcas sus necesidades, debes estar atenta y entender a tu tipo de piel, qué factores la pueden cambiar, y cuáles son sus características. Por ejemplo, quienes tienen la piel mixta pueden presentar acné y tener unas partes de la cara más secas, mientras que quienes tienen la piel seca pueden presentar puntos negros de vez en cuando.

¿Por qué el tipo de piel puede cambiar?

La piel del rostro puede cambiar de textura y de apariencia por varios factores, y uno de ellos es el clima: en la primavera y el verano, el calor puede dejar la piel más grasosa y con más brillo, mientras que el frío del invierno puede dejarla seca, con una ligera comezón o despellejamiento en algunas áreas.

Otros factores son las cuestiones hormonales, medicamentos, como anticonceptivos, por ejemplo, y cuestiones emocionales, que pueden alterar temporalmente la producción de glándulas sebáceas y cambiar la textura de la piel. Por eso, a la hora de buscar productos, un buen consejo es ver cuáles son los activos que tienen y que resultados prometen, en lugar de ver las categorías de la piel.

¿Cómo puedo descubrir cuál es mi tipo de piel exactamente?

El primer consejo es consultar al dermatólogo, ya que él puede ayudarte a definir cuál es tu tipo de piel, si es más grasa que mixta, o más mixta que seca, por ejemplo. Esto te ayudará a definir qué productos van a ser los adecuados para tu piel, sin ocultar otros problemas menos aparentes. Para ayudarte, puedes ver las principales características de cada tipo de piel.

Piel grasosa: Tiene los poros abiertos y evidentes, y parece estar siempre grasosa y con una textura “pegajosa” al tacto. Generalmente, este tipo de piel presenta puntos negros y espinillas.

Piel mixta: Es el tipo de piel más común. Tiene partes grasosas, secas y normales, puede presentar brillo excesivo o acné en la zona “T”, que consiste en la frente, la nariz y la barbilla, mientras que las mejillas pueden tener la piel normal o seca.

Piel seca: La piel seca tiene un aspecto opaco y puede sentirse áspera al tacto debido a la falta de hidratación, también puede dar picazón de manera frecuente. La piel seca también se puede despellejar en algunas áreas, como el contorno de la nariz o de la boca, la frente y la mandíbula.

Piel normal: la piel normal es lisa, sin poros aparentes y suave al tacto. No presenta exceso de grasa, ni de resequedad.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel