Get The Look

¿Cabellos grasosos y secos? ¿Cómo lidiar con ellos?

  •  El cabello graso también puede sufrir de resequedad. Para evitar este problema, invierte en productos hidratantes para el cabello
Pantalla Completa
Previous Next
El cabello graso también puede sufrir de resequedad. Para evitar este problema, invierte en productos hidratantes para el cabello

El cabello grasoso es causado por la gran cantidad de glándulas sebáceas presentes en el cuero cabelludo, así como por algunos factores externos, como bañarse con agua muy caliente, exponerse directamente al sol cuando hay calor excesivo y el uso de aparatos tales como la secadora y la plancha.

Tener cabello graso no es garantía de que estemos libres de resequedad. Es posible que el cuero cabelludo este grasoso y con las puntas secas. Cuando la fibra capilar, responsable por la perfección de la hebra, es damnificada, el cabello pierde su brillo natural y como resultado lucirá deshidratado.

No se debe aplicar el tratamiento en la raíz

No hay diferencia en el tratamiento de las mechas secas debido al tipo de cabello, excepto por su aplicación, de acuerdo con la hairstylist Claudia Polidoro: "quien tiene cabello grasoso debe tener cuidado para no aplicar máscara capilar en la raíz", advierte.

Al igual que para el tipo de pelo mixto, seco o normal, para el cabello grasoso la fórmula más eficaz para recuperar la suavidad es realizar hidrataciones intensivas, que tienen la función de reponer el agua y los nutrientes perdidos por causa de los procedimientos químicos y externos, algunos de los factores que llevan a la resequedad. Según la especialista, la grasa natural del cabello estimula la hidratación de las hebras, por eso, la práctica debe tener un intervalo de 15 días entre cada tratamiento.

El tratamiento puede realizarse en casa siguiendo atentamente las instrucciones. El cabello largo suele tener las puntas más resecas debido a el desgaste físico y químico, haciendo que las cutículas queden dañadas y las hebras carentes de queratina, ceramidas y lípidos. Para evitar que las puntas se ramifiquen y dupliquen, aplica cremas sin enjuague , como leave-ins y no olvides los sérums y reparadores de silicón. Estos productos forman una película protectora que minimiza el efecto de las agresiones y evita las puntas dobles.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel