Get The Look

Tipos de caída de cabello: ruptura, debilidad y resequedad, y la solución para cada uno

  • Lo bueno es que existe una solución para cada causa de la caída del cabello , conócelas y consigue una melena más saludable y nutrida.
Pantalla Completa
Previous Next
Lo bueno es que existe una solución para cada causa de la caída del cabello , conócelas y consigue una melena más saludable y nutrida.

El cabello se puede caer por diversas razones, como la ruptura del ciclo natural del crecimiento del cabello, debilidad por diversos daños y trastornos que afectan al folículo, y resequedad del cuero cabelludo. Lo bueno es que existe una solución para cada problema, conócelas y consigue una melena más saludable y nutrida.

¿Qué es la ruptura del cabello?

Lo normal es que el cabello pase por un ciclo antes de caerse, sin embargo, cuando sufre de ruptura no completa el ciclo. El cabello sano pasa por tres fases: anágena, catégena y telógena. En la fase anágena el pelo crece durante varios años, en la catágena reposa varios días y en la telógena el pelo cae para regenerarse y que surja pelo nuevo. La última fase normalmente dura tres meses.

Por lo general, entre 15% y 20% de todo el cabello está en la fase telógena, pero no todo el cabello se cae al mismo tiempo. Lo normal es que se caigan 100 cabellos diario, mientras que otros comienzan a nacer. Sin embrago, si se presentan enfermedades el crecimiento se puede ver afectado, en ocasiones la fase telógena se paraliza y no permite que los folículos entren a un nuevo ciclo.

¿Qué es la alopecia por efluvio telógeno y cómo tratarla?

La alopecia por efluvio telógeno es cuando el índice de renovación capilar es menor a 50%, y sucede cuando el cuero cabelludo se queda estancado en la fase telógena, generalmente se produce por enfermedades, desorden de la tiroides, malnutrición, embarazo y tratamientos con fármacos agresivos, como radioterapia y quimioterapia.

La mejor forma de atacar el problema es suspender los medicamentos, esperar a que las mujeres se recuperen después del parto y mejorar la alimentación, incluyendo alimentos ricos en proteínas, vitaminas y minerales. También se puede invertir en los suplementos alimenticios que el médico recomiende, e incluso utilizar productos de belleza ricos en vitaminas y minerales.

Usar químicos agresivos y tratar las mechas con violencia también provoca la ruptura

El cabello también se puede romper cuando está débil y además se usan tratamientos agresivos, como extensiones, tintes, decoloraciones, alisados, entre otros, que dejan las mechas resecas, maltratadas y susceptibles a la caída. 

Utilizar productos agresivos para lavar las mechas también puede promover la caída del cabello, ya que algunos shampoos irritan el cuero cabelludo y desprotegen al cabello. No laves el cabello con mucha frecuencia y prefiere un shampoo que tenga arginina, magnesio y vitamina B3, que nutra e hidrate el cabello. También usa acondicionador diariamente y mascarillas capilares cada 15 días con estos mismos ingredientes.

Cepillar demasiado el cabello, así como jalar las mechas al recogerlas puede provocar fricción y tirones en el cuero cabelludo, lo que termina rompiendo las mechas, en casos graves se puede producir alopecia por tracción. Evita este tipo de peinados, intercala el cabello suelto con las mechas recogidas, y usa con frecuencia acondicionador y cremas para peinar para dejar el cabello más sedoso y fácil de peinar, también invierte en un cepillo con puntas redondas.

¿Qué es la debilidad del cabello?

La debilidad capilar es cuando la fase anágena se vuelve más breve, los folículos del cabello producen cabellos más pequeños, delgados y menos visibles. Si la fase anágena se detiene por completo, los folículos del cabello dejarán de producir nuevas mechas, generando la pérdida de cabello. Es más común que las mujeres sufran de debilidad capilar que los hombres.

Este tipo de caída puede ser hereditaria, se conoce como alopecia androgénica,y es cuando la dihidrotestosterona (DHT) interactúa con los folículos del cabello, esta sensibilidad causa que el crecimiento del cabello disminuya o se detenga, conduciendo a la debilidad capilar o pérdida de cabello. Este problema suele comenzar a presentarse en la adolescencia o en la adultez.

Las irritaciones del cuero cabelludo causan debilidad y pérdida de pelo

El debilitamiento se puede percibir cuando el cuero cabelludo se vuelve más delgado, especialmente en la línea del peinado. Las irritaciones del cuero cabelludo también contribuyen a la debilidad y a la pérdida de cabello. Esto ocurre cuando la piel de alrededor de los folículos del cabello se inflaman y debilitan la raíz del cabello.

Algunos estudios demuestran que las irritaciones del cuero cabelludo están relacionadas con la debilidad capilar, el resecamiento del cuero cabelludo, la caspa, la picazón y la sensibilidad.

Nutre profundamente las mechas y consulta a un especialista

Para solucionar este problema, además de acudir con un especialista, mantén una dieta rica en proteínas, vitaminas, y minerales, que hidraten el cabello, lo mantengan fuerte, estimulen su crecimiento. Los suplementos alimenticios con vitaminas y minerales también son una buena alternativa, al igual que los productos de belleza enriquecidos con arginina, magnesio y vitamina B3.

No cepilles el cabello con fuerza y usa productos que lo desenreden, como acondicionador y cremas para peinar con vitaminas y minerales. También realiza hidrataciones periódicas con mascarillas capilares con arginina, vitaminas y minerales. Prefiere dejar tus mechas sueltas, evita peinados como trenzas, chongos y colas de caballo apretados, que dañan las mechas frágiles y las hacen más propensas a la caída.

¿Por qué el cuero cabelludo se vuelve seco?

Cuando el cabello está seco se vuelve más quebradizo, por lo que tiende a romperse o a caerse con mayor frecuencia. Además tener el cuero cabelludo reseco da comezón, y rascarse hace que el cabello se debilite y se caiga más.

El cuero cabelludo tiene glándulas sebáceas que producen los aceites necesarios para proteger al cabello y darle brillo natural. Cuando estas glándulas comienzan a funcionar mal producen menos aceites, dejándolo reseco.

El clima frío y la mala nutrición son algunas de las causas

Esto puede suceder por el cambio climático, cuando se está en lugares fríos o en inverno, el cuero cabelludo tiende a perder humedad. En estos casos invierte en productos hidratantes para las mechas, ricos en vitaminas y minerales, tanto para lavar como para peinar el cabello. Evita lavar las mechas con mucha frecuencia y con shampoos y acondicionadores muy fuertes, porque pueden reducir la hidratación del cabello, quitándole los aceites naturales.

La nutrición inadecuada también produce este problema, prefiere la ingesta de alimentos frescos, ricos en proteínas, minerales y vitaminas, también toma al menos dos litros de agua al día. La falta de vitaminas y minerales necesarias para las glándulas sebáceas causa que el cuero cabelludo esté seco y las mechas se caigan.

El embarazo y la menopausia son otras causas que puede dejar el cuero cabelludo reseco y provocar la pérdida de cabello, debido a los cambios hormonales. Lo bueno son etapas temporales, y el consumo de vitaminas y minerales puede ayudar.

Los aparatos dejan el cuero cabelludo más seco

Evita el uso de aparatos que funcionan con calor, como la secadora, la plancha y las tenazas, que contribuyen a que el cabello se seque más, ya que retiran la humedad natural de las mechas. El consumo excesivo de cigarros y de alcohol también afecta al cabello y a su brillo natural, dejando el cabello seco y frágil.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel