Get The Look

Rutina de cuidados de la piel para las mujeres que hacen ejercicio

  •   Para empezar ha hacer ejercicio se recomienda tener el cutis limpio
  •   Evita tocarte el rostro cuando sudas, ya que cuando tu cuerpo se calienta tus poros se abren y son más susceptibles a las bacterias
  •   Después de hacer ejercicio y de lavar tu rostro, aplícate una crema humectante adecuada para tu tipo de piel
Pantalla Completa
Previous Next
Para empezar ha hacer ejercicio se recomienda tener el cutis limpio
  •   Para empezar ha hacer ejercicio se recomienda tener el cutis limpio
  •   Evita tocarte el rostro cuando sudas, ya que cuando tu cuerpo se calienta tus poros se abren y son más susceptibles a las bacterias
  •   Después de hacer ejercicio y de lavar tu rostro, aplícate una crema humectante adecuada para tu tipo de piel

Hacer ejercicio le da múltiples beneficios a la salud y muchas mujeres incluyen el ejercicio en su rutina de actividades, sin embargo, en estos casos se requieren de cuidados especiales para la piel y así evitar que se reseque o quede muy sucia y grasosa, sigue leyendo.

Antes: limpia tu piel y aplica protector solar

Para empezar a hacer ejercicio se recomienda tener el cutis limpio. La combinación de sudor y maquillaje es mala para la piel, cuando transpiras los poros se abren y el maquillaje los puede tapar haciendo que aparezcan granitos. Si vas a usar maquillaje prefiere aplicar una BB Cream ligera. Sin embargo, lo ideal es retirar todo el maquillaje, la grasa y las impurezas con agua micelar, que limpia sin agredir al cutis.

Si vas a hacer ejercicio en un ambiente exterior y antes del anochecer es importante que uses bloqueador con factor de protección mayor o igual a 30, para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel. Elige una fórmula oil free, para que tu piel respire. También aplica un bálsamo labial para evitar la resequedad que puede producir el viento en esta zona.

Durante: sujeta tu cabello, toma agua y no te toques la cara

Recoge tu cabello, ya que además de que te puede estorbar al momento de hacer tu rutina de ejercicios, también al contacto con la piel del rostro puede producir brotes de acné y granos. La grasa y el sudor que se acumulan en el cabello pueden llegar con facilidad a los poros produciendo granitos. Apuesta por las colas de caballo, chongos y trenzas, y nunca dejes tu melena suelta.

También evita tocarte el rostro cuando sudas, ya que cuando tu cuerpo se calienta tus poros se abren y son más susceptibles a las bacterias. Lleva una toalla contigo y tenla a tu lado en todo momento. Durante el ejercicio también toma algunos tragos de agua para mantener la piel hidratada .

Después: Lava y humecta tu piel

Rehidrata la piel después de hacer ejercicio, ya que después de la actividad física el cuerpo suda y se deshidrata, por lo que debes de tomar agua para rehidratarte. También lava tu cara inmediatamente con un limpiador adecuado para tu tipo de piel, si tienes la piel grasa usa un producto anti acné con ácido salicílico, así evitarás que la acumulación de sudor, grasa y suciedad obstruyan los poros.

Para bañarte o lavar tu cara prefiere usar agua tibia, nunca caliente, ya que eso hará que tus poros se abran más, la piel se deshidrate o irrite. El agua tibia cierra los poros, reduce las rojeces y le da brillo a la piel. Cuando la piel esté limpia sécala de inmediato.

Para finalizar aplícate una crema humectante adecuada para tu tipo de piel, para ayudar a tu cuerpo a recuperar el agua que perdió durante el entrenamiento. Aplícala con un masaje circular para que el producto penetre mejor y para favorecer la circulación.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel