Get The Look

Rizos sin ondulador, secador o plancha: 6 formas de hacer ondas perfectas en vacaciones sin herramientas

  • ¿Quieres evitar el calor del rizador y tener más espacio en tu maleta? Aprende algunas técnicas que aseguran el efecto ondulado sin dispositivos de calor
Pantalla Completa
Previous Next
¿Quieres evitar el calor del rizador y tener más espacio en tu maleta? Aprende algunas técnicas que aseguran el efecto ondulado sin dispositivos de calor

Cuando se trata de hacer rizos en una cabellera lisa, el rizador, la plancha y el secador de inmediato viene a la mente. Pero a pesar que las herramientas de calor son un gran aliado de belleza, cargarlas en la maleta al salir de vacaciones no es para nada práctico. Sin embargo, para alegría de quienes no conciben un look de temporada sin la herramienta, existen otras técnicas que aseguran ondas perfectas sin mucho espacio en la malera. Revisa lo que algunos elementos tan peculiares como las pantimedias o el papel higiénico podrían hacer por tu cabellera.

1. Truco del bollo ligero

Una de las maneras más prácticas para crear ondas y obtener un acabado desordenado – que sigue en alta en el mundo de la moda – está en recurrir al moño suelto. Esta alternativa es súper práctica y además ideal para quienes no tienen paciencia para pasar mucho tiempo frente al espejo estilizando el cabello.

El proceso es súper simple: después de lavar el cabello, aplica crema sin enjuague de tu elección a lo largo de la longitud del pelo y déjala reposar durante unos minutos. Luego, con el cabello ligeramente húmedo, realiza un bollo y átalo con la ayuda de un elástico o pasadores. Hecho esto, simplemente continúa con el peinado por un tiempo - mientras realizas tu maquillaje o decides la ropa que llevarás para el resto del día. Desata el bollo cuando te des cuenta que las hebras están completamente secas. El resultado serán rizos anchos y voluminosos, un estilo simple que sigue marcando tendencia.

2. Truco trenzado

Ahora, si tu idea es hacer rizos más cerrados, lo ideal es cambiar el truco del bollo por el trenzado, técnica que probablemente pusiste en práctica cuando niña sin darte cuenta. ¿Recuerdas cuando tu madre te trenzó el pelo, y al liberarlo del peinado este quedó con una textura diferente? Podrás volver a crear ese mismo efecto logrando ondas sin ninguna fuente de calor: trenza tu cabello en una sola trenza gruesa o delgada según tu preferencia y suéltala horas después.

Aunque esta opción también funciona al realizar el peinado en seco, trenzas cuando el cabello está húmedo asegura ondas más pronunciadas hechas de una manera más práctica. Lo único que deberás tener en mente antes de realizar la trenza es el diámetro ancho o delgado de las ondas deseadas para obtenerlas gracias a una o dos trenzas.

3. Modelado con producto leave in

Para aquellas que ya tienen el pelo ligeramente ondulado y no quieren esperar a liberar el cabello tras un peinado para ver efectos, lo ideal es apostar por productos que definen el movimiento natural. Aquí un paso a paso para una adición simple del leave in: En primer lugar, divide las hebras en varias secciones y aplica una crema de consistencia más gruesa en cada una de ellas; después puedes modelas las hebras desde la raíz hacia abajo hasta conseguir el estilo de ondas deseado.

En esta opción de texturado la clave para lograr un aspecto más natural es no olvidar distribuir la crema, lo que hará que el aspecto modelado dure más horas aun cuando el cabello esté completamente seco. Con esta técnica podrás mostrar ondulaciones desordenadas, ligeras y con mucho volumen en los extremos.

4. Los tradicionales rulos

Además de estas tres opciones muy prácticas, una gran opción para crear rizos más definidos es recurrir a los viejos rulos – aquellos que se encontraban en la mayoría de los tocadores de las abuelas. Para tener éxito con esta producción, en primer lugar, debes decidir su quieres ondas grandes o más pequeñas para escoger el tamaño de los rollos. Una vez definido este primer punto, acomódalos entre tus hebras hasta que el cabello esté seco por completo y retíralos.

Para acelerar el proceso, la mayoría de las mujeres por lo general recurren al secador, pero como nuestra intención es que abandones las herramientas de calor liberando espacio en tu bolso de viaje, deja que el cabello se seque al natural antes de quitar los rulos plásticos.

5. Pantimedias

¡Otro consejo infalible para rizar las puntas del cabello es el uso de las medias! Aunque parezca inusual, este procedimiento también es muy simple: En primer lugar, es necesario que cortes la zona elasticada por la mitad, de manera de formar una especie de cintillo. A continuación, ubícalo alrededor de tu cabeza y comienza a rizar los mechones deseados, aproximadamente a dos dedos de ancho alrededor del accesorio.

Para asegurarte que las ondas se fijen en el cabello, lo ideal es dejar las hebras reposar con la pantimedia durante la noche y liberar el cabello por la mañana. Si necesitas ver resultados el mismo día, el secreto es realizar la técnica con horas de antelación para dar tiempo al cabello de coger la forma ondulada.

6. Papel higiénico

Además de las pantimedias, otro modo poco habitual para rizar el cabello sin herramientas de calor es contar con un poco de ayuda de papel higiénico. Al igual que las otras técnicas, el elemento asegura un buen resultado, pero el proceso requiere un poco más de paciencia y tiempo.

Aprende: Toma un pedazo de papel higiénico y dóblalo en forma de un rollo. Luego, con las hebras secas divididas, envuelve varios mechones con papel higiénico desde la raíz. Al estar el cabello doblado, este provocará un nudo con el papel higiénico. Repite el procedimiento para todo el cabello y suelta en la mañana o después de algunas horas para ver resultados.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel