Get The Look

Puntas resecas después del alisado: 6 consejos para resolver el problema

  •  Usa un leave-in con sustancias que reparen la fibra capilar, como ceramidas, que ayudan a combatir el problema de puntas resecas después de hacer un alisado progresivo
  •  Es común que las puntas se resequen después de hacer un alisado progresivo, aprende a recuperar la salud de las mechas
  •  Quienes se alisan el cabello con alisados progresivos pueden tener las puntas resecas y para tratar el problema pueden humectarlas con óleo capilar o shampoos y mascarillas
Pantalla Completa
Previous Next
Usa un leave-in con sustancias que reparen la fibra capilar, como ceramidas, que ayudan a combatir el problema de puntas resecas después de hacer un alisado progresivo
  •  Usa un leave-in con sustancias que reparen la fibra capilar, como ceramidas, que ayudan a combatir el problema de puntas resecas después de hacer un alisado progresivo
  •  Es común que las puntas se resequen después de hacer un alisado progresivo, aprende a recuperar la salud de las mechas
  •  Quienes se alisan el cabello con alisados progresivos pueden tener las puntas resecas y para tratar el problema pueden humectarlas con óleo capilar o shampoos y mascarillas

Quienes se hacen alisados progresivos pueden presentar puntas resecas y opacas, con falta de movimiento. A pesar de que esta técnica deja las mechas brillantes y lacias por más tiempo, las puntas pueden lucir “envejecidas”, contrario a la raíz. No pierdas la calma, todo tiene solución, si no te quieres cortar las puntas, basta con realizar algunos cuidados diarios para que queden saludables e hidratadas. ¡Conoce 6 recomendaciones! 

1. El leave-in sella las puntas y trata la resequedad

Más que dar brillo y movimiento a las puntas, el leave-in trata el problema de puntas resecas cuando tiene ingredientes como ceramidas en su fórmula, que llenan la estructura dañada del cabello. Este producto se puede utilizar en todos los tipos de mechas, ya sea que estén mojadas o secas.

Quienes se hacen alisados progresivos y quieren evitar el exceso de grasa de las mechas, en las puntas se deben aplicar un leave-in con una textura ligera, que desenrede y retire el frizz del cabello.

2. Invierte en una línea para cabello dañado 

Para quienes se acaban de alisar el cabello y tienen las puntas extremadamente resecas, la recomendación es apostar, primero, por una línea de shampoo y acondicionador para cabello dañado, en lugar de invertir en una línea para cabello alisado.

Esto se debe a que el cabello que se somete a químicos necesita reponer masa, como queratina y ceramidas, y los shampoos y los acondicionadores que contienen esas sustancias tratan las puntas al lavarlas.

3. No olvides hidratar el cabello con mascarillas de tratamiento 

Se engañan quienes piensan que el cabello alisado no necesita hidratación, las mascarillas de tratamiento son excelentes opciones para mantener brillantes, suaves y pulidas las mechas después del alisado. Y para quienes tienen las puntas resecas y opacas, una crema con poder resconstructor es una de las mejores opciones porque fortalece la parte de las mechas que no tienen masa capilar.

Consejo: Las hidrataciones con la mascarilla capilar, se pueden potencializar con el uso de una ampolleta, que otorgue nutrientes benéficos y que ayude a tratar las puntas.

4. Utiliza un aceite capilar para humectar las mechas 

Para las dueñas de un cabello lacio que tienen miedo de utilizar un aceite capilar, porque temen que deje su cabello grasoso si no lo utilizan correctamente, deben saber que este producto es una gran opción para humectar el cabello.

La técnica es una de las más efectivas para nutrir el cabello profundamente, se debe usar el producto en todo el cabello por al menos 2 horas, para que el aceite penetre en la fibra, hidrate y de brillo a las partes resecas del cabello.

Consejo: Para quien alisó su cabello, vale la pena evitar aplicar el óleo capilar en la raíz y usar el producto sólo en las puntas.

5. Utiliza un peine con dientes anchos para que evitar que se produzcan puntas dobles

Las puntas resecas pueden convertirse en puntas dobles en un parpadeo, para evitar que eso suceda, un hábito efectivo y simple es usar un peine con dientes anchos, de preferencia que sea de madera para desenredar el cabello de forma suave.

Al momento de peinar las mechas, las puntas con frecuencia sufren con la ficción, y si el peine tiene los dientes muy cerca unos de otros, el riesgo de que se creen nudos y de que se rompa el cabello es mayor.

6. Si vas a usar el secador aplica un protector térmico para proteger las puntas

Para quienes quieren hacer un alisado progresivo y les gusta usar el secador para mantener el efecto liso por más tiempo, el consejo de oro es aplicar siempre un protector térmico en el cabello antes de encender el secador o incluso la plancha.

Este tipo de protección generalmente lo contienen los aceites capilares y los leave-ins que tienen sustancias que son activadas por las altas temperaturas del secador o de la plancha, formando una película de protección para la fibra capilar y evitando que las mechas se rompan.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel