Get The Look

Por qué el aspecto de tu piel cambia en invierno y cómo debes cuidarla

  •   La piel seca es una de las mayores molestias durante el invierno
  •   La mejor opción en esta temporada para lavar el rostro es el agua micelar, que limpia y humecta al mismo tiempo
  •   La crema facial hidratante es clave para rehidratar la piel, que en invierno está más expuesta al frío y al viento.
  •   Para hidratar más profundamente la piel en esta temporada, se recomienda hacer exfoliaciones para retirar las células muertas de la piel e hidratarla.
  •  Date un momento de relajación mientras te aplicas la mascarilla, que le dará más vida y luminosidad a tu rostro
Pantalla Completa
Previous Next
La piel seca es una de las mayores molestias durante el invierno
  •   La piel seca es una de las mayores molestias durante el invierno
  •   La mejor opción en esta temporada para lavar el rostro es el agua micelar, que limpia y humecta al mismo tiempo
  •   La crema facial hidratante es clave para rehidratar la piel, que en invierno está más expuesta al frío y al viento.
  •   Para hidratar más profundamente la piel en esta temporada, se recomienda hacer exfoliaciones para retirar las células muertas de la piel e hidratarla.
  •  Date un momento de relajación mientras te aplicas la mascarilla, que le dará más vida y luminosidad a tu rostro

Es común que la piel en invierno sufra de resequedad, despellejamiento, se irrite y presente rojeces a causa del frío, además de que el estrés y la ansiedad a causa de las fiestas navideñas y de año nuevo pueden alterar también su apariencia. Aprende a cuidar y a mantener saludable tu piel.

La resequedad es el principal problema al que se enfrenta la piel

La piel seca es una de las mayores molestias durante el invierno, para quienes tienen la piel seca naturalmente deben saber que esta se reseca más con el frío, e incluso quienes tienen la piel grasosa pueden sufrir de resequedad. Por eso, lo ideal es incluir productos hidratantes en la rutina de belleza.

Usa agua micelar y agua tibia para lavar tu piel

Para evitar que tu piel se reseque al momento de lavarla, lo cual es común que suceda debido al frío y al uso de agua más caliente de lo normal, es indispensable que no uses limpiadores agresivos y que trates de bañarte con agua tibia.

La mejor opción en esta temporada para lavar el rostro es el agua micelar, que limpia y humecta al mismo tiempo. Este producto retira las impurezas de la piel y evita que salgan imperfecciones. Las micelas que contiene el producto atrapan la humedad natural de la piel, no irritan, y se puede usar en todos los tipos de piel, incluyendo la piel sensible.

Hidrata tu rostro y tus labios con productos específicos

La crema facial hidratante es clave para rehidratar la piel, que en invierno está más expuesta al frío y al viento. Elige un producto adecuado para tu tipo de piel y edad, rico en lípidos y con mayor consistencia, y de ser necesario aplícalo varias veces al día, para prevenir que la piel se seque y presente rojeces. Las fórmulas cremosas y nutritivas son ideales para el invierno.

Los labios también tienden a resecarse más en esta temporada a causa del frío, lo que provoca que se agrieten y salgan pellejitos, por eso lo ideal es realizar exfoliaciones periódicas con un producto especial para el área, e hidratar constantemente la zona con un bálsamo labial, ya sea transparente o con un toque de color.

Invierte en exfoliaciones y mascarillas

Para hidratar más profundamente la piel en esta temporada, se recomienda hacer exfoliaciones para retirar las células muertas de la piel e hidratarla. Invierte en un producto adecuado para tu tipo de piel, y aplica el exfoliante una vez a la semana.

Las mascarillas son otro producto indispensable en esta temporada, aplícalas una vez a la semana para nutrir la piel profundamente, y para dejar el aspecto del rostro más bello y saludable. Algunas de las funciones de las mascarillas son exfoliar, hidratar, calmar y purificar la piel.

Busca un momento de relax para tu piel

El estrés de las fechas, comer mal, enfermarte y no dormir las horas suficientes también puede dañar a tu piel, debido a que estás débil los procesos de regeneración de la piel no se realizan adecuadamente, y por eso tu piel puede lucir apagada y de un tono grisáceo.

Lo que debes hacer es tratar de relajarte, realiza actividades que te ayuden a liberarte del estrés, como meditar, hacer yoga o practicar alguna actividad física. También puedes tomarte un momento de relajación mientras te aplicas la mascarilla, que le dará más vida y luminosidad a tu rostro, o incluso puedes ir al spa para que dejen más bonita tu piel y para que tengas un momento para ti.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel