Get The Look

Polvo bronceador: Conoce cuatro errores comunes al momento de aplicar el producto

  •  Conoce cuáles son los errores más comunes a la hora de aplicar el polvo bronceador
Pantalla Completa
Previous Next
Conoce cuáles son los errores más comunes a la hora de aplicar el polvo bronceador

Para dejar el rostro más afinado las técnicas de contorneo son ideales para el verano y para cualquier época del año, y por eso el polvo bronceador es un producto indispensable en la bolsa de cualquier mujer. Este cosmético le da un toque más glamuroso al look, y si se apuesta por una fórmula brillante, además ayuda a iluminar la piel para crear un maquillaje nocturno. Sin embargo, muchas mujeres cometen algunos errores al momento de aplicarlo, conoce los cuatro errores más frecuentes.

1. Aplica el producto en todo el rostro

Para que parezca que acabas de llegar de tus vacaciones de verano, no hay mejor aliado que el polvo bronceador. Sin embargo, muchas mujeres aplican el producto en todo su rostro, creando una especie de “mascara” anaranjada que no le favorece a nadie.

El truco para evitar que la cara tenga un aspecto bidimensional, es apostar por la aplicación del polvo más oscuro tan sólo en los puntos más altos del rostro, que es en donde el sol quema más a la piel, como la frente, la parte superior de la nariz, las mejillas y las sienes. Para terminar usa un poco de iluminador en lo alto de las mejillas y en la punta de la nariz.

2. Utilizar la fórmula equivocada

Escoger la fórmula correcta de bronceador es uno de los principales consejos para conseguir un efecto natural, muchas mujeres todavía comenten este error. El polvo compacto es más fácil de aplicar y le da a la piel una textura más uniforme. Además, vale la pena prestarle atención al acabado del producto, ya que existen opciones específicas para cada función, en la noche para obtener un look bronceado apuesta por un polvo bronceador con brillo, y para el día prefiere contornear el rostro con un polvo mate.

3. No utilizar la luz adecuada para crear el maquillaje

Otro error súper frecuente es aplicar el maquillaje con una luz amarilla o con muy poca luz. Para evitar salir a la calle y darte cuenta de que exageraste con el polvo bronceador, lo ideal es aplicar el maquillaje siempre con luz natural y junto a la ventana. Si no es posible, busca una luz brillante y blanca en casa, que te dará una iluminación más cercana al efecto de la luz natural.

4. Exagerar con el polvo bronceador

Incluso cuando el polvo bronceador se aplica en los lugares correctos, exagerar puede arruinar el maquillaje. Para conseguir un efecto suave y natural, nunca uses mucho polvo, mejor prefiere aplicar el cosmético en capas hasta lograr el aspecto bronceado que deseas.

Si sales de casa y te das cuenta que exageraste con el polvo, el truco es retirar un poco del producto con la ayuda de un pañuelo desechable, o con la misma brocha con la que aplicaste el maquillaje, pero limpia, para así eliminar el exceso.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel