Get The Look

Piel grasosa: 5 motivos por los que aumenta el brillo del rostro y cómo combatir el problema

  • La máscara de arcilla verde puede ser una aliada en los días del mes en que la cara se vuelve más grasosa y presenta espinillas
  • ¡Conoce 5 factores que causan que la piel produzca exceso de grasa y decubre cómo reducirla!
Pantalla Completa
Previous Next
La máscara de arcilla verde puede ser una aliada en los días del mes en que la cara se vuelve más grasosa y presenta espinillas
  • La máscara de arcilla verde puede ser una aliada en los días del mes en que la cara se vuelve más grasosa y presenta espinillas
  • ¡Conoce 5 factores que causan que la piel produzca exceso de grasa y decubre cómo reducirla!

El rostro grasoso es uno de los problemas más temidos de las mujeres, sin importar el tipo de piel que tengan, pero especialmente para las dueñas de una piel grasa y mixta. Es por eso que el brillo excesivo y la sensación grasa en puntos clave del rostro, como la nariz, la frente y la barbilla, son signos comunes de piel grasa. 

Además el exceso de grasa se puede agravar por algunos factores externos, como la exposición solar, que los ambientes estén mal ventilados y el mal uso de maquillaje. Por eso, para combatir la exceso de grasa de forma correcta, conoce una guía con 5 causas para tratar el problema.

1. El sol deja a la piel más grasosa 

Causa: ¿Has notado que al tomar el sol en la playa o en la piscina, tu cara se vuelve más grasosa y “pegajosa” de lo normal? Esto sucede porque los rayos solares aumentan la producción de grasa, lo que termina formando una capa de aceites en la superficie de la cara. Esta sensación de piel pegajosa puede aparecer cuando se da un paseo, o cuando se expone la piel al sol en el camino al trabajo, por ejemplo.

Cómo evitarlo: Aplica siempre un protector solar especial para el rostro y para la piel grasa o mixta, que no tenga aceite y que le dé un acabado mate a la piel. No olvides aplicar el producto sobre la piel limpia.

2. El calor en ambientes cerrados hace que la piel transpire y produzca grasa 

Causa: Los ambientes cerrados y mal ventilados también pueden dejar el rostro “brillante”, principalmente las áreas de la frente, la nariz y las sienes, haciendo que el sudor se mezcle con la grasa.

Además, los poros de la cara se pueden dilatar y quedar más aparentes. Otro problema relacionado con el ambiente son las luces superficiales de las pantallas de los celulares, computadoras y de las lámparas, que aumentan la producción de sebo.

Cómo evitarlo: Si trabajas en ambientes sofocantes, el consejo es tener a la mano un rociador con agua micelar para refrescar la piel a medio día. Recuerda retirar el exceso de grasa con un pañuelo desechable, antes de aplicar el producto. Otra sugerencia es sellar el maquillaje con polvo compacto, antes de salir de casa.

3. Dormir con maquillaje deja el rostro grasoso y brillante al día siguiente

Causa: No haber retirado el maquillaje antes de dormir puede dejar el rostro grasoso al despertar y por el resto del día. Esto se debe a que la piel, naturalmente, produce grasa durante las horas de sueño, y esa grasa puede mezclarse con los productos que se quedaron por mucho tiempo en el rostro. El resultado serán poros tapados, lo que dará lugar a que se produzcan espinillas, la piel esté pegajosa y con brillo excesivo.

Cómo evitarlo: Quienes siempre están a las carreras y se les olvida o les da flojera quitarse el maquillaje, el consejo es apostar por el uso de toallas desmaquillantes, que son prácticas. El agua micelar es otro producto que tampoco requiere de enjuague, por ejemplo.

4. Lavar el rostro con agua caliente por la mañana

Causa: Lavar el rostro con agua caliente también aumenta la producción de grasa y puede dejar el rostro brillante y ligeramente grasoso a lo largo del día. Además, el agua caliente puede inflamar los poros y hacer que queden hinchados y expuestos a las impurezas.

Cómo evitarlo: Por más que te guste bañarte con agua caliente o tibia, la recomendación es enjuagar al final la cara con agua fría, para quitar el jabón o gel facial.

5. El periodo menstrual puede desequilibrar la producción de grasa 

Causa: Independientemente del tipo de piel que tengas, las hormonas también pueden alterar la producción de grasa de la piel y dejar la cara más grasosa de los normal durante la menstruación o el periodo premenstrual. El embarazo y la menopausia también pueden dejar la piel brillante y con espinillas.

Cómo evitarlo: Una buena sugerencia es usar una mascarilla de arcilla verde en esos periodos, ya que tienen la función de absorber la grasa y dejar la piel mate. Las propiedades de la arcilla verde además son más: cicatriza el acné, disminuye los poros dilatados y le da un toque mate y aterciopelado al rostro.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel