Get The Look

Long bob con el rostro redondo, cuadrado, ovalado, triángulo invertido y alargado: Descubre cuál versión del corte combina mejor con cada forma de rostro

  •  Quienes tienen el rostro con forma de triángulo invertido pueden apostar por el long bob degrafilado y voluminoso
  •  Quienes tienen el rostro redondo pueden apostar por el long bob con las puntas de adelante largas
  •  Las dueñas de un rostro ovalado pueden apostar por un long bob medio con las puntas de adelante en capas para darle volumen a las laterales
  •  Las dueñas de un rostro cuadrado pueden apostar por un long bob bajo a la altura de los hombros
  •  Quienes tienen el rostro alargado pueden elegir un long bob con base recta y fleco corto
Pantalla Completa
Previous Next
Quienes tienen el rostro con forma de triángulo invertido pueden apostar por el long bob degrafilado y voluminoso
  •  Quienes tienen el rostro con forma de triángulo invertido pueden apostar por el long bob degrafilado y voluminoso
  •  Quienes tienen el rostro redondo pueden apostar por el long bob con las puntas de adelante largas
  •  Las dueñas de un rostro ovalado pueden apostar por un long bob medio con las puntas de adelante en capas para darle volumen a las laterales
  •  Las dueñas de un rostro cuadrado pueden apostar por un long bob bajo a la altura de los hombros
  •  Quienes tienen el rostro alargado pueden elegir un long bob con base recta y fleco corto

Cuando dicen que el corte long bob es muy cómodo, se debe a que combina con cualquier forma de rostro: redondo, ovalado, cuadrado y alargado, y por supuesto, con todos los tipos de cabello. El corte, que generalmente llega a la altura de los hombros, lleva las puntas de adelante más largas, por lo que su caída permite “jugar” con su asimetría, y así, destacar diferentes trazos del rostro, agregando un fleco, degrafilanado las puntas o manteniendo la base. Conoce los consejos de acuerdo a tu tipo de rostro. 

1. Rostro triángulo invertido: long bob con las puntas bien degrafiladas 

El rostro con la barbilla más estrecha y la parte de la frente más ancha se conoce como triángulo invertido, y el corte ideal para esta forma de cara es aquel que equilibra ambas partes. El secreto es apostar por un long bob corto o medio, que distribuya muy bien el volumen del cabello, principalmente de las puntas.

Vale la pena apostar por un corte en capas, que pueden comenzar justo a la altura de las mejillas y lucir más intensas de la barbilla hacia abajo. Dejando que la parte inferior del cabello gane volumen, y el mentón parezca un poco más ancho.

2. Rostro redondo: long bob con las puntas de adelante largas o con fleco largo 

El rostro redondo no tiene ángulos definidos, suele ser más ancho en la parte de las manzanas de las mejillas y en el área del maxilar, además de que se suele tener la frente pequeña.

El consejo en estos casos, es apostar por una forma de long bob que alargue la cara y suavice las mejillas prominentes, como los cortes con las puntas de adelante mucho más largas que las mechas de la parte de atrás. Otro truco que puede dar la impresión de que la cara es más larga es el fleco medio o largo, se puede apostar por la versión de cortina o el clásico fleco lateral.

3. Rostro ovalado: long bob recto y con las mechas degrafiladas en el contorno de la cara 

El rostro ovalado tiene la barbilla y la frente del mismo ancho, y en algunos casos la barbilla puede ser puntiaguda. Sin embargo, es un tipo de rostro versátil y se puede apostar por un long bob corto o medio, por debajo de los hombros.

Para quienes quieren suavizar su mentón puntiagudo, una buena sugerencia es dejar las mechas de la frente más largas y degrafiladas, para darle volumen a las laterales de la barbilla. Otra recomendación es suavizar la parte de abajo de la cara atrayendo la atención hacia la parte superior del fleco medio, que puede ser recto o degrafilado.

4. Rostro cuadrado: Mechas degrafiladas por debajo de la barbilla 

Quienes tienen el rostro cuadrado tienen rasgos fuertes, como el maxilar y la frente angulosos. La versión de long bob ideal para armonizar estas características es el recto, a una altura un poco por debajo de los hombros, incluyendo las mechas de atrás, que pueden ser un poco más largas para no llamar la atención hacia la mandíbula.

Si te gusta el efecto degrafilado, el consejo es comenzar a crear el efecto por debajo de la barbilla hasta los hombros, para suavizar la forma de la mandíbula. Si no eres fanática de las capas, vale la pena apostar por los cortes asimétricos con la base recta, y que las mechas de la parte de adelante lleguen por debajo de la barbilla.

5. Rostro alargado: Long bob con base recta o fleco corto 

El rostro alargado es estrecho en el área de las manzanas de las mejillas, y presenta una mayor distancia entre la frente y la barbilla. El long bob ideal para este tipo de rostro es aquel que no es muy largo, para no resaltar aún más la forma larga de la cara.

Vale la pena dejar el long bob a la altura de los hombros o hasta la barbilla, y crear capas en la línea de la mandíbula para darle movimiento a las laterales de la cara. Para quienes les gusta usar fleco, hay dos opciones: largo y lateral, que dan la impresión de que la cara es de mayor tamaño. El fleco corto y asimétrico puede disimular la extensión del rostro.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel