Get The Look

Iluminador: aprende a usarlo para lucir una piel radiante

  • El iluminador se usa para destacar los puntos específicos del rosto.
Pantalla Completa
Previous Next
El iluminador se usa para destacar los puntos específicos del rosto.

En la última temporada de moda en Río de Janeiro destacó el iluminador de rostro, conocido también como iluminador de maquillaje, aplicado en la mayoría de las modelos de los desfiles, como en la diosa jamaiquina Patricia Vieira o la mujer viajera de Cantón.

El iluminador es uno de los productos de cosmética actual que más de moda se ha puesto en los últimos tiempos. Actualmente es fácil encontrarlo en líneas de maquillaje de diversas marcas. Ese producto no sólo ayuda a rejuvenecer el rostro, sino también a iluminar el semblante, creando un aspecto de bronceado natural y un look muy elegante.

Sin embargo, es bueno advertir que el producto requiere de ciertos cuidados, pues el mal uso o aplicación puede perjudicar el resultado.

Ilumina los puntos estratégicos

Aplicar el iluminador en las sienes, región formada por el pequeño hueso de la mejilla, es una manera clásica de usarlo. Para una mejor visualización imagina una C en la zona externa de los ojos y aplica el producto. Es preferible la versión en polvo que se aplica con un pincel de rubor porque el producto se disemina mejor.

Ilumina la región debajo de las cejas para destacar y darle realce a la mirada; esto permite además que el ojo se vea más grande y la mirada más intensa. El iluminador debe pasarse por debajo de la parte más alta.

A la hora de comprar escoge un color más claro (preferiblemente en polvo o crema) y aplica con un pincel o con el dedo.

Para darle un efecto de piel iluminada naturalmente, aplica el producto en las regiones que reflejen la luz que el rostro recibe, como la nariz y el mentón. Una capa fina en el huesito de la nariz y un poco en el centro del mentón eliminarán brillos y marcarán más el rostro. Si tu piel es grasa utiliza el iluminador en polvo y aplica poca cantidad de producto.

¿Cremoso o en polvo?

Además de existir en diversos tonos que benefician tanto a pieles claras como a morenas y negras, el iluminador de rostro también puede ser encontrado en texturas diferentes, como cremoso, líquido y en polvo. Si tienes dudas sobre cuál formula escoger según tu tipo piel, las especificaciones de cada uno pueden servirte de guía. En polvo, por ejemplo, es más adecuado para el día y para contener la oleosidad de la piel. El cremoso puede ser usado sin miedo a equivocarte en la noche, además de ser el indicado para mujeres que no poseen mucha práctica en la aplicación, pero si tu piel es grasa esta presentación no es buena opción. Existen otros tipos de iluminadores, como sombras, correctivos y "primers" iluminadores que también deben ser aplicados con cautela.

¿No tienes? ¡Improvisa!

¿Te gustó saber lo que el iluminador puede hacer por tu maquillaje y no tienes uno en la casa? No hay ningún problema. El punto de luz facial puede ser creado con sombras claras y brillantes. Las brillantes hacen un trabajo más eficiente, principalmente para levantar la mirada. Antes de la aplicación, la piel debe estar limpia, bien preparada y lo más ligera posible para no saturar la producción.

ver más : consejos de belleza
Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel