Get The Look

Hábitos que debes adoptar para que tu piel no tenga imperfecciones

  •  Tener una piel radiante es una tarea de todos los días, realiza una rutina para el cuidado de la piel, cuida lo que comes y evita malos hábitos como fumar o desvelarte
Pantalla Completa
Previous Next
Tener una piel radiante es una tarea de todos los días, realiza una rutina para el cuidado de la piel, cuida lo que comes y evita malos hábitos como fumar o desvelarte

Tener una piel radiante es una tarea de todos los días, por eso debes invertir en productos como limpiadores, cremas y exfoliantes para que tu piel esté saludable. Además de cuidar tu alimentación y evitar malos hábitos como fumar o desvelarse, que influyen en tu apariencia y aceleran el envejecimiento de tu piel.

Una buena rutina de belleza hará que tu piel luzca más joven, hidratada y saludable, mientras que utilizar productos en exceso, saltarse algún paso o no hacer en orden la rutina de belleza puede perjudicar la piel. Los pasos que debes seguir para que el cuidado de la piel sea exitoso son: limpiar, tonificar, humectar, usar protección solar, aplicar una crema finalizadora y desmaquillar.

Claves para tener una rutina de belleza exitosa

Es muy importante que a la hora de elegir los productos que utilizarás tomes en cuenta tu tipo de piel: seca, grasa o normal. Además de considerar tu edad, para escoger la crema antiarrugas más adecuada para ti y la crema finalizadora, que debe ser aplicada después de la crema hidrante y que complementa la rutina de belleza disminuyendo ópticamente las imperfecciones de la piel y las arrugas.

Así como saltarse algún paso o no hacer la rutina en el orden correcto antes mencionado puede traer resultados poco satisfactorios, hacer algún paso en exceso tampoco es recomendable. La cara se debe lavar dos veces al día, en las mañanas como primer paso de la rutina y en las noches después de desmaquillar, no es adecuado hacerlo más veces, pues la piel puede resecarse, aún si tienes piel grasa. Lo ideal es acudir a un experto que te asesore para elegir los productos adecuados, sigas las instrucciones de uso y obtengas mejores resultados, para que no repitas los pasos de la rutina más de lo debido y dañes tu piel.

Aplicar protector solar es un paso muy importante que no debes olvidar nunca, esté el día soleado o no. No olvides colocarlo en todos los lugares que estarán expuestos al sol, como el escote, las orejas, el cuello, etc., para prevenir las arrugas.

Un paso de la rutina de belleza que no debe realizarse diario, si no tan sólo una vez a la semana, es la exfoliación. La finalidad de la exfoliación es eliminar las células muertas que obstruyen los poros para que la piel se regenere. Ten mucho cuidado a la hora de elegir el exfoliante adecuado para tu tipo de piel, si aplicas uno muy fuerte o de manera agresiva puedes lastimarte, el producto eliminará las impurezas pero también te estarás deshaciendo de los aceites naturales de la piel. No te excedas con la exfoliación, abusar de este proceso puede deteriorar la salud de tu piel, consiguiendo el efecto contrario al deseado, ocasionando piel rojiza o inflamación.

Hábitos que mejorarán la apariencia de tu piel

Lo que comes afecta directamente la salud de tu piel. Una alimentación balanceada y tomar dos litros de agua al día mejorarán la hidratación y apariencia de la piel. Las grasas en exceso contribuyen a que salgan granos e imperfecciones en la dermis. La sal, la cafeína y el alcohol también son perjudiciales, ya que deshidratan la piel. El azúcar contribuye a que salgan arrugas debido a que descompone el colágeno y la elastina. Ninguno de estos alimentos se debe consumir en exceso.

Duerme al menos siete horas diarias, menos tiempo no es recomendable, provocará que la piel se vea opaca, sin vida y hará más evidentes las líneas de expresión. Otro factor que contribuye a que las arrugas sean más evidentes es no desmaquillar correctamente el rostro, nunca te vayas a dormir con maquillaje. Cambia la cubierta de la almohada con regularidad para que tu rostro esté libre de impurezas.

El cigarro además de hacer daño a los pulmones, la garganta, etc., también perjudica a la piel, afecta las fibras elásticas de la piel y provoca que salgan arrugas prematuras.

Pon atención al tamaño de tus lunares y a la aparición de nuevas marcas en la piel, manchas y pecas. Si te parece que alguno no está normal o te incomodida es mejor consultar a un médico.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel