Get The Look

El trazo perfecto de delineador para cada tipo de ojo

  •  Delinear sólo la parte superior de los ojos es un buen truco para los ojos pequeños
  •  Los ojos grandes pueden llevar trazos gruesos y rectos
  •  En los ojos profundos se pueden delinear las esquinas interiores de los ojos con una línea delgada que luzca más gruesa en las esquinas exteriores
  •  En los ojos redondos el secreto es enmarcar todos los ojos y alargar el trazo en las esquinas
  •  Para separar los ojos muy juntos hay que delinear la parte superior de los ojos desde la mitad de los ojos
  •  El famoso trazo estilo ojo de gato es ideal para levantar los ojos caídos
Pantalla Completa
Previous Next
Delinear sólo la parte superior de los ojos es un buen truco para los ojos pequeños
  •  Delinear sólo la parte superior de los ojos es un buen truco para los ojos pequeños
  •  Los ojos grandes pueden llevar trazos gruesos y rectos
  •  En los ojos profundos se pueden delinear las esquinas interiores de los ojos con una línea delgada que luzca más gruesa en las esquinas exteriores
  •  En los ojos redondos el secreto es enmarcar todos los ojos y alargar el trazo en las esquinas
  •  Para separar los ojos muy juntos hay que delinear la parte superior de los ojos desde la mitad de los ojos
  •  El famoso trazo estilo ojo de gato es ideal para levantar los ojos caídos

Del estilo sexy al tierno, el delineador es una herramienta versátil que proporciona infinidad de posibilidades para el maquillaje. Los simples trazos son un arma poderosa para disfrazar defectos y conseguir levantar el look, abriendo o disimulando características de los ojos. El secreto es hacer la línea adecuada en el lugar correcto, de acuerdo con cada tipo de ojo. 

Para quienes no tienen práctica, la maquillista Juliana Maciel, de Diamond Hair, enseñó a hacer un truco simple: “Marcar con pequeños puntitos la línea que quieres trazar ayuda mucho al momento de la aplicación. Evita excederte con el producto y comienza de en medio del ojo hacia afuera, así no habrá errores”, explicó. Ahora es solo cuestión de descubrir qué estilo combina más con tus ojos para ponerlo en práctica.

Ojos grandes

Para los ojos grandes el trazo puede ser grueso, pero necesita ser recto e ir cerca de la línea de las pestañas. Los tonos oscuros ayudan a disimular el área, por eso puedes complementar el look con una sombra negra sobre el párpado superior y aplicar un lápiz oscuro en la línea de agua de los ojos.

Ojos pequeños 

Aplica el delineador tan sólo en la parte superior del ojo. El lápiz beige es el aliado perfecto para destacar la línea de agua inferior de los ojos, y aplica mucha máscara sobre las pestañas, este truco abre los ojos. Las dueñas de este tipo de ojos deben evitar los trazos muy gruesos porque pueden conseguir que se pierda la delicadeza del look.

Ojos profundos

Según Juliana, este tipo de ojos son los que las clientas piden más disfrazar. “El truco es no usar trazos muy gruesos y tampoco alargar mucho la línea en la parte de afuera del párpado”, comentó. Lo ideal es crear un trazo delgado en las esquinas internas y dejarlo un poco más grueso en las esquinas externas.

Ojos redondos 

Para dejar los ojos con aspecto felino es necesario delinear todo su contorno, tanto de arriba como de abajo, y dibujar una delgada línea recta hacia afuera del ojo.

Ojos juntos 

Al igual que quienes tienen los ojos pequeños, quienes los tienen muy juntos deben evitar delinear de negro la línea de agua de sus ojos. El secreto es delinear la parte superior de los ojos de la mitad hacia afuera. Quienes quieren potenciar el efecto pueden aplicar un iluminador en las esquinas internas de los ojos.

Ojos caídos 

Crea un trazo sobre la línea de las pestañas y sube el trazo un poco al llegar al final del párpado. El delineado estilo ojo de gato es perfecto para las dueñas de este tipo de ojos.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel