Get The Look

El manicure desnudo: rosas y beiges, tonos neutros para tus uñas

  • Los tonos beige dan un manicure sutil y elegante.
  • Los blancos opacos requieren de dos a tres capas, según el efecto que quieras lograr.
  • Los rosados se mimetizan mejor con el color natural de tus uñas.
  • Los almendra son lustrosos, sirven para crear un look pulido y sofisticado.
  • Los blancos opacos se han convertido en una tendencia para las pasarelas.
Pantalla Completa
Previous Next
Los tonos beige dan un manicure sutil y elegante.
  • Los tonos beige dan un manicure sutil y elegante.
  • Los blancos opacos requieren de dos a tres capas, según el efecto que quieras lograr.
  • Los rosados se mimetizan mejor con el color natural de tus uñas.
  • Los almendra son lustrosos, sirven para crear un look pulido y sofisticado.
  • Los blancos opacos se han convertido en una tendencia para las pasarelas.

Las uñas son una de las partes más importantes del look de una mujer, cuando no se ven cuidadas hablan mucho de su persona y sus hábitos. Si nos presentarnos sin manicure podemos correr el riesgo de lucir descuidadas.

Cuidar las uñas no implica forzosamente que debas aplicar esmalte en tonos brillantes o en colores básicos como el rojo o negro. Si no te gusta llevar las uñas pintadas todo el tiempo, los tonos neutros, como el rosa o el beige, son una buena opción para ti. En esta nota te hablaremos acerca del manicure desnudo, una manera en la que no sólo lucirás colores discretos en tus uñas, también las mantendrás en buen estado.

El manicure desnudo

Los tonos rosas, beige y blancos son los más usados en el llamado manicure desnudo. Los esmaltes en estos colores asemejan el color de las uñas naturales, pero tienen un acabado más refinado, por lo que son perfectos para esta clase de manicure.

Es un estilo de cuidado que responde a las necesidades de las mujeres que prefieren un look minimalista que esté pensado en el refinamiento más que en llamar la atención, es sutil al mismo tiempo que efectivo. Además se trata de colores muy femeninos, ya que van en tonos pasteles que se limitan a los tiernos cálidos.

Desde el blanco cremoso hasta el beige que se acerca al amarillo, pasando por el rosa más pálido, los tonos neutrales deben escogerse de a cuerdo con tu tono de piel y el color que tengan tus uñas.

Cómo combinar los tonos neutrales

El tono básico es el rosado, pues da la impresión de unas uñas saludables y se mimetiza más fácilmente. Las chicas muy femeninas usan estos tonos regularmente pero combinándolos con adornos y accesorios que acentúan todavía más la dulzura propia del rosado. La idea es usarlo por si sólo para que el manicure luzca impecable.

Si te decides por tonos los brillantes, los colores que se acercan al café almendra son perfectos para un look minimalista. Con acabados lustrosos, estos beiges se ven neutrales al momento de aplicarlos y dan como resultado un look bastante pulido.

Los blancos opacos hacen ver las manos más delicadas, es un manicure más discreto. Te recomendamos usar tres capas de este esmalte, pues a pesar de que no es transparente, tiene poco color. Recuerda que la cantidad que usas depende del efecto que quieras obtener.

Aunque estos colores de esmalte parecen estar hechos para solamente dar los toques finales o como base para un manicure más elaborado, la verdad es que por sí solos son elegantes y también ayudan a que los accesorios que lleves luzcan todavía más.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel