Get The Look

Descubre para qué sirve cada tono de corrector de maquillaje y la mejor manera de usarlos

  • Usa el corrector lila para ocultar las manchas amarillas e iluminar la piel que tiene un aspecto opaco y apagado
  • Usa el corrector verde para neutralizar los brotes rojizos de acné, los granos, los piquetes de insectos, las alegrías, la rosácea y cualquier irritación.
  • El corrector durazno o salmón combate los signos de cansancio, también ayuda a neutralizar las ojeras
  • El corrector naranja es    ideal para las mujeres con la piel morena u oscura, ya que se puede usar para eliminar ojeras de tonos azulados y grises, manchas y tonos verdosos de la piel.
  • El corrector amarillo quita los tonos azulados y morados de la piel, como las ojeras de estos tonos, las venitas y los moretones.
  • El corrector azul oculta las manchas naranjas
Pantalla Completa
Previous Next
Usa el corrector lila para ocultar las manchas amarillas e iluminar la piel que tiene un aspecto opaco y apagado
  • Usa el corrector lila para ocultar las manchas amarillas e iluminar la piel que tiene un aspecto opaco y apagado
  • Usa el corrector verde para neutralizar los brotes rojizos de acné, los granos, los piquetes de insectos, las alegrías, la rosácea y cualquier irritación.
  • El corrector durazno o salmón combate los signos de cansancio, también ayuda a neutralizar las ojeras
  • El corrector naranja es    ideal para las mujeres con la piel morena u oscura, ya que se puede usar para eliminar ojeras de tonos azulados y grises, manchas y tonos verdosos de la piel.
  • El corrector amarillo quita los tonos azulados y morados de la piel, como las ojeras de estos tonos, las venitas y los moretones.
  • El corrector azul oculta las manchas naranjas

Cuando se tienen imperfecciones en la piel el corrector es la mejor herramienta para ocultarlas, y es mucho más efectivo si se apuestan por diversos colores de este producto para tratar problemas específicos, como manchas, ojeras y rojeces, y para conseguir una piel perfecta. Conoce para que sirve cada tono y añádelos a tu rutina de belleza:

Verde: Por ser un tono complementario del rojo ayuda a camuflar las rojeces del rostro, que suelen presentarse especialmente en las mejillas y alrededor de la nariz. Este producto es ideal para unificar el color de una piel que se expuso al sol sin protección y quedó roja en algunas áreas. También ayuda a neutralizar los brotes rojizos de acné, los granos, los piquetes de insectos, las alegrías, la rosácea y cualquier irritación.

Lila: Oculta las manchas amarillas y ayuda a iluminar la piel que tiene un aspecto opaco y apagado, es ideal para las pieles con apariencia marchita después de una noche de fiesta. También puede cubrir los granos de color amarillo y las cicatrices.

Durazno o salmón: Este tono le da luz a la piel y combate los signos de cansancio, también ayuda a neutralizar las ojeras. Es ideal para después de una noche de insomnio.

Amarillo: Quita los tonos azulados y morados de la piel, como las ojeras de estos tonos, las venitas y los moretones. También ayuda a ocultar tatuajes cuando es necesario, como en una entrevista de trabajo o en eventos formales. Otra buena forma de usarlo es como primer en los párpados, ya que da luz.

Naranja: Es ideal para las mujeres con la piel morena u oscura, si tienes la piel clara evítalo a menos que vayas a realizar la técnica contouring o quieras broncear sutilmente tu rostro. En las pieles más oscuras se puede usar para eliminar ojeras de tonos azulados y grises, manchas y tonos verdosos de la piel.

Azul: Oculta las manchas naranjas. Es importante difuminar bien el producto, para que el color no quede en evidencia.

Usa varios tonos de correctores y después aplica una base de cobertura total

Es recomendable usar varios tonos de estos productos para tratar cada problema y para dejar la piel libre de imperfecciones y uniforme. Una buena opción es invertir en paletas que contengan correctores de varios colores con un acabado en crema, que son fáciles de aplicar usando los dedos o una brocha delgada. Usa los productos tan sólo en las zonas que los necesitan.

Para darle el toque final a la piel y dejarla más uniforme y con aspecto natural, aplica una base líquida con cobertura total, lo más cercana al color de tu piel, con la ayuda de una esponja o brocha del centro hacia afuera, hasta que la base se haya fundido por completo con tu piel y con los correctores. De esta forma obtendrás un maquillaje duradero y sin aspecto pesado, que durará 24 horas.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel