Get The Look

Descubre la forma correcta de lavar el rostro

  •  Es importante elegir el jabón o gel limpiador correcto, usar el agua a cierta temperatura y tener una toalla exclusivamente para el rostro.
Pantalla Completa
Previous Next
Es importante elegir el jabón o gel limpiador correcto, usar el agua a cierta temperatura y tener una toalla exclusivamente para el rostro.

Una de las mejores formas de mantener el rostro saludable y joven es con una buena rutina de belleza, que incluye un correcto lavado. Lavarnos la cara, dos veces al día, con jabón o con un gel limpiador nos ayudará a mantenerla libre de impurezas.

El rostro debe lavarse al despertar y por la noche antes de dormir, para evitar que los poros se abran por la acumulación de grasa y suciedad, formando granos. Al despertar la rutina de belleza comienza con la limpieza para que la piel este libre de impurezas cuando apliquemos el tónico, el hidratante y el maquillaje.

Por la noche al lavarnos la cara garantizamos que los poros de nuestra piel descansen de la contaminación, el sol y demás factores ambientales que dañan nuestra piel. Los expertos aconsejan no dormir sin retirar todas las impurezas de nuestro rostro, aunque no nos hayamos maquillado.

Antes de comenzar con la limpieza facial debes lavarte correctamente las manos para que estén libres de bacterias, ya que son las herramientas principales para el lavado del rostro, así evitarás que te salgan granos. Si tienes la cara maquillada debes desmaquillarla bien antes de lavarla.

Cómo debes lavarte la cara

Existen algunos elementos que debemos de tomar en cuenta para que la limpieza sea haga de la mejor forma posible y no irrites o lastimes la piel. Es importante elegir el jabón o gel limpiador correcto, usar el agua a cierta temperatura y tener una toalla exclusivamente para el rostro.

Para elegir el mejor jabón o gel limpiador debes tomar en cuenta cuál es tu tipo de piel, de preferencia consulta a un especialista. Lo ideal es usar un jabón neutro con un PH de 5.5, pero eso varia de acuerdo con el tipo de piel que tengamos y si poseemos algún problema en la piel, como el acné.

Si vas a usar un gel utiliza tan sólo lo que te quepa en la palma de la mano. Aplícalo con movimientos circulares con los dedos, no frotes las cara con fuerza, hazlo de manera delicada y ten cuidado con los ojos. Además del rostro también lava tu cuello.

El agua debe estar a una temperatura templada, agua muy caliente abre demasiado los poros y muy fría podría resecar la piel, según los dermatólogos. Después de terminar la limpieza es conveniente que te des una última pasada con agua fría para cerrar los poros.

El secado se debe hacer delicadamente. Con una toalla limpia, exclusivamente para el rostro, acaricia la cara sin frotarla, dando unos golpecitos. Antes de aplicar la crema hidratante y el tónico espera 15 minutos para evitar irritaciones en la piel.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel