Get The Look

De castaña a rubia: Paso a paso para preparar las mechas para que queden claras y saludables

  •  El proceso de transición entre castaño y rubio requiere de algunos cuidado
  •  El cronograma capilar ayuda a dejar el cabello fuerte después de la decoloración
  •  El cabello alisado necesita de cuidados especiales cuando se decolora
Pantalla Completa
Previous Next
El proceso de transición entre castaño y rubio requiere de algunos cuidado
  •  El proceso de transición entre castaño y rubio requiere de algunos cuidado
  •  El cronograma capilar ayuda a dejar el cabello fuerte después de la decoloración
  •  El cabello alisado necesita de cuidados especiales cuando se decolora

Las castañas que desean iluminar su cabello, generalmente siempre tienen la misma duda, ¿el cabello se va a dañar? Parece difícil cambiar radicalmente el aspecto de las mechas sin maltratarlas, pero aunque no lo creas pueden quedar brillantes y saludables después de la decoloración.

Para hacer la transición perfecta del cabello castaño al rubio, el secreto es realizar una buena preparación, que fortalezca a las mechas, y llevar a cabo el cronograma capilar para cada tipo de cabello. Es importante que realices los cuidados durante y después del proceso, conoce cuáles son y no tengas miedo a cambiar.

Paso a paso para preparar el cabello para aclararlo

En cuanto se toma la decisión de abandonar el color de cabello castaño y probar el tono rubio, vale la pena empezar a planear cada paso del proceso, y de preferencia buscar la orientación de un profesional capacitado, ya que en la mayoría de los casos se debe seguir un orden:

Paso 1 - Fortalece las mechas: Para evitar la resequedad, el aspecto elástico y la falta de brillo, es necesario fortalecer el cabello antes de aplicar el tinte o de realizar la decoloración. Además se debe llevar a cabo un cronograma capilar, que es una rutina de hidratación, nutrición y reconstrucción, que ayuda a cuidar las mechas para que resistan los químicos que se les van a aplicar.

Paso 2 – Haz la prueba de la mecha: La mejor manera de saber si el cabello está realmente listo para recibir el tratamiento, incluso después de realizar el cronograma capilar, es hacer la prueba de la mecha, que consiste en aplicar un poco de producto en un pedazo del cabello, para ver cómo reacciona al contacto, y de acuerdo con ese resultado se debe o no hacer el cambio.

Paso 3- Dale una pausa a los tratamientos químicos: Para que no se produzca una interferencia nociva entre los diferentes químicos que se usan en el cabello, es necesario dejar pasar al menos un mes entre el alisado y las decoloraciones. Sin embargo, la regla para quienes se hacen alisados progresivos, es que la decoloración se haga antes del alisado.

Paso 4 - Evita el uso de productos que cierren la cutícula en la pre decoloración: Por increíble que parezca, la grasa que se produce en uno o dos días de no lavar el cabello ayuda (y mucho) a proteger el cuero cabelludo, por lo que se recomienda no lavar las mechas día anterior a la transformación. Por cierto, en la última lavada es mejor evitar el uso de acondicionadores y productos como el leave-in, para que la cutícula del cabello no se cierre y no se dificulte el proceso del aclarado.

Los cuidados después del procedimiento son la clave para mantener el cabello rubio brillante y saludable 

Después de tomar todas estas medidas necesarias para mantener el cabello decolorado saludable, es necesario seguir invirtiendo en cuidados capilares. En general, vale la pena apostar por un cronograma capilar especial para cabello teñido, que consista en hidratar y cuidar las puntas con el uso de leave-ins, e invertir en un shampoo reparador, y realizar otros cuidados indispensables recomendados para las nuevas rubias.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel