Get The Look

Cuál es el orden correcto de los productos cuando se usa una mascarilla facial

  •   Finalmente puedes maquillar el rostro como de costumbre, con la ventaja de que los cosméticos van a penetrar mejor después de hacer todo el procedimiento
  •   Las mascarillas faciales son una gran opción para dejar la piel del rostro más saludable y mejor hidratada
  •   El limpiador es el primer producto que siempre debes aplicar en el rostro para comenzar con la rutina de belleza
  •   Una vez que tu rostro esté limpio, aplica la mascarilla facial adecuada para tu tipo de piel, ya sea grasa, mixta o seca
  •   Una vez que hayas secado tu piel con una toalla especial para el rostro, aplica una crema hidratante, de noche o de día dependiendo de la hora
Pantalla Completa
Previous Next
Finalmente puedes maquillar el rostro como de costumbre, con la ventaja de que los cosméticos van a penetrar mejor después de hacer todo el procedimiento
  •   Finalmente puedes maquillar el rostro como de costumbre, con la ventaja de que los cosméticos van a penetrar mejor después de hacer todo el procedimiento
  •   Las mascarillas faciales son una gran opción para dejar la piel del rostro más saludable y mejor hidratada
  •   El limpiador es el primer producto que siempre debes aplicar en el rostro para comenzar con la rutina de belleza
  •   Una vez que tu rostro esté limpio, aplica la mascarilla facial adecuada para tu tipo de piel, ya sea grasa, mixta o seca
  •   Una vez que hayas secado tu piel con una toalla especial para el rostro, aplica una crema hidratante, de noche o de día dependiendo de la hora

Las mascarillas faciales son una gran opción para dejar la piel del rostro más saludable y mejor hidratada, debido a que tienen ingredientes activos que humectan la piel más profundamente que las cremas. Para obtener mejores resultados aplicando estos tratamientos, complementa tu rutina de belleza con otros productos.

Para que la mascarilla facial actúe mejor y más profundamente, lo ideal es llevar acabo una rutina de belleza, que consista en aplicar diferentes productos en un orden específico y que complementen el uso de la mascarilla. Algunos de estos productos son limpiadores, bloqueador solar y maquillaje. Conoce más.

1) Limpiador y tónico

El limpiador es el primer producto que siempre debes aplicar en el rostro para comenzar con la rutina de belleza, ya que ayuda a retirar la contaminación, los residuos de los productos, el sudor, la grasa y el maquillaje, permitiendo que la piel respire y esté lista para recibir los tratamientos.

Este paso se debe realizar dos veces al día en las mañanas y en las noches. Elige el producto más adecuado para tu tipo de piel. Posteriormente puedes usar un tónico común o agua micelar, para asegurarte de que tu piel esté completamente limpia y libre de maquillaje. El agua micelar es un producto dos en uno, sirve como limpiador y tónico.

2) Mascarilla

Una vez que tu rostro esté limpio, aplica la mascarilla facial adecuada para tu tipo de piel, ya sea grasa, mixta o seca, lo ideal es usarla dos veces a la semana. Las mascarillas reducen el aspecto de los poros, las espinillas, los puntos negros y los granos. Dependiendo de la mascarilla que escojas pueden realizar las siguientes funciones: purifican, eliminan impurezas, exfolian y le dan luminosidad al rostro.

Aplica una capa delgada en el rostro y deja actuar al producto entre 10 y 15 minutos, para que sus compuestos penetren en la piel, estimulen el flujo sanguíneo y cierren los poros. Coloca el producto con los dedos o con una brocha plana, para que lo puedas distribuir de manera uniforme dando un masaje con movimientos circulares a la piel. Posteriormente enjuaga perfectamente la mascarilla con agua tibia.

3) Hidratante y protección solar

Una vez que hayas secado tu piel con una toalla especial para el rostro, aplica una crema hidratante, de noche o de día dependiendo de la hora. Con una capa ligera será suficiente, para que no tapes los poros.

Proteger a la piel del sol después de aplicar la mascarilla también es indispensable, por lo que puedes invertir en una crema con protección solar o añadir un protector solar a la rutina después de la aplicación de la crema. El protector solar se debe usar diario, ya que protege a la piel de los rayos UVA y UVB que son dañinos.

4) Maquillaje

Finalmente puedes maquillar el rostro como de costumbre, con la ventaja de que los cosméticos van a penetrar mejor después de hacer todo el procedimiento, porque los poros estarán limpios y la piel lucirá más luminosa y suave.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel