Get The Look

Consigue un fleco liso y natural fácilmente

  • Para tener un fleco liso y perfecto es necesario cepillar con la secadora y dar el toque final con la ayuda de una plancha.
Pantalla Completa
Previous Next
Para tener un fleco liso y perfecto es necesario cepillar con la secadora y dar el toque final con la ayuda de una plancha.

El fleco lleva ya varias temporadas, si no es que décadas, estando en tendencia. Este elemento puede hacer un peinado más estilizado y elegante, así como moderno y juvenil.

Si estás en busca del fleco perfecto, es importante tener en cuenta ciertos puntos para que quede completamente liso. Uno de los grandes retos a la hora de su construcción es conseguir que quede arreglado, que se quede en su lugar y tome la forma deseada.

Las herramientas necesarias

En muchos casos es necesario utilizar un cepillo largo para ayudar en su modelado, ya que abarca más parte del fleco y evita esa necesidad de darle varias pasadas con la secadora, lo que resecaría el cabello.

Haz tu fleco fácil y rápido

Con las mechas húmedas, utiliza la secadora, colocándola en forma diagonal, encima del fleco, luego muévelo hacia abajo pasando el cepillo por las mechas; esto se aplica tanto para flecos cortos y rectos, como para flecos más largos y laterales. Después de secarse, toma el fleco con la mano hasta que se enfríe, así evitarás que quede muy redondo.

Para controlar las mechas que quedaron sueltas aplica crema anti frizz, pero no te excedas en su aplicación para que no quede grasoso y pesado, dale el acabado final con spray fijador seco.

Consejos extra para el fleco perfecto

Quien desee obtener un efecto más recto, alisado y en su lugar, debe usar plancha después del cepillado, con un leve giro al final es suficiente para no quedarte con las puntas despeinadas. Para quienes tienen el fleco muy liso y quieren un aspecto más natural y desaliñado, lo mejor es usar la secadora, con movimientos de arriba hacia abajo y arreglándolo con las manos. Los flecos necesitan de cuidados y manutención para que queden perfectos.

Los flecos laterales, cuando están más largos, quedan aún más sensuales, pero si comienzan a perder la forma, corta algunos centímetros. Los flecos rectos a la altura de la frente necesitan ser retocados cada 15 días, puesto que el largo puede dificultar la visión.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel