Get The Look

Conoce las diferencias entre piel seca y deshidratada y los ingredientes de las cremas para la cara para tratar a cada una

  •   Para saber si la piel sufre de falta de humectación o de hidratación debes conocer primero las características de las diferentes capas de la piel
  •   La piel seca  necesita nutrientes, y para ello debes invertir en cremas ricas en ácidos grasos, retinol, glicerina, pantenol, urea, alantoina y ceramidas, para humectar la epidermis
  •   Para tratar la piel deshidratada usa cremas con fórmulas en gel y que el agua sea su ingrediente principal,  también se puede invertir en productos con ácido hialurónico
Pantalla Completa
Previous Next
Para saber si la piel sufre de falta de humectación o de hidratación debes conocer primero las características de las diferentes capas de la piel
  •   Para saber si la piel sufre de falta de humectación o de hidratación debes conocer primero las características de las diferentes capas de la piel
  •   La piel seca  necesita nutrientes, y para ello debes invertir en cremas ricas en ácidos grasos, retinol, glicerina, pantenol, urea, alantoina y ceramidas, para humectar la epidermis
  •   Para tratar la piel deshidratada usa cremas con fórmulas en gel y que el agua sea su ingrediente principal,  también se puede invertir en productos con ácido hialurónico

La piel puede sufrir de falta de humectación o de hidratación en esta temporada de calor, pero es difícil saber si la piel está seca o deshidratada, por lo que debes conocer las características de estos dos tipos de piel y sus tratamientos. Toma en cuenta que el 75% de la piel está compuesta por agua y que tiene tres capas principales: epidermis, dermis y tejido subcutáneo.

Para saber si la piel sufre de falta de humectación o de hidratación debes conocer primero las características de las diferentes capas de la piel. La epidermis está cubierta por una mezcla de agua y lípidos, conocida como capa hirolipídica, que ayuda a mantener la piel flexible y que actúa como barrera para las bacterias. Mientras que la dermis, está compuesta de colágeno y elastina, elementos que le dan firmeza a la piel.

Con el paso de los años la capacidad de mantener el agua en el interior de las células y en la superficie disminuye, por eso se debe invertir en los productos adecuados. Es necesario que entiendas las diferencias entre la piel seca y deshidratad, para que inviertas en los productos adecuados.

A la piel seca le falta humectación

La piel seca carece de aceites naturales, es áspera, no tiene poros muy visibles, se arruga y despelleja con facilidad, la cara se siente acartonada y puede presentar sensibilidad o enrojecimiento. Se tiene este tipo de piel por genética y en todas las estaciones permanece seca.

Este tipo de piel lo que necesita son nutrientes, y para ello debes invertir en cremas ricas en ácidos grasos, retinol, glicerina, pantenol, urea, alantoina y ceramidas, para humectar la epidermis.

Los productos humectantes de deben aplicar en las mañanas y en las noches, para que actúen como una barrera que evite la pérdida de agua transdérmica, que capten el agua del medio ambiente y la sellen, esta barrera también protege contra la contaminación, las toxinas y los radicales libres. Para la crema de día prefiere los productos con protección solar y para la crema de noche apuesta por un sérum reparador.

A la piel deshidratada le falta agua

A este tipo de piel le falta hidratación es decir agua, no se ve luminosa, la zona T tiene un aspecto brillante mientras que las mejillas lucen acartonadas por falta de agua. La piel deshidratada suele empeorar por los cambios bruscos de temperatura y la mala alimentación.

Para tratarla usa cremas con fórmulas en gel y que el agua sea su ingrediente principal, también se puede invertir en productos con ácido hialurónico que retiene hasta 1,000 veces su peso en agua, estos productos deben actuar en la dermis para restaurar los niveles de agua.

La crema hidratante debe aportar el agua necesaria a las células para que trabajen adecuadamente, para que la piel no pierda elasticidad, luminosidad y no comiencen a aparecer arrugas.

Además de invertir en los productos adecuados es muy importante que tomes suficiente agua, 8 vasos al día, y comas frutas y verduras con alto contenido de H2O, como la sandía y el pepino.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel