Get The Look

Cómo teñir el cabello de rubio: todo lo que necesitas saber antes de hacer la coloración

  •  Aprende a conseguir el cabello rubio deseado
  •  El cabello oscuro se debe decolorar para obtener el efecto deseado
  •  El tratamiento post coloración ayuda a mantener el cabello bonito y saludable
Pantalla Completa
Previous Next
Aprende a conseguir el cabello rubio deseado
  •  Aprende a conseguir el cabello rubio deseado
  •  El cabello oscuro se debe decolorar para obtener el efecto deseado
  •  El tratamiento post coloración ayuda a mantener el cabello bonito y saludable

Aunque es uno de los colores favoritos para teñir las mechas, no se puede negar que el rubio es uno de los más difíciles que conseguir. Cuando el cabello natural es oscuro, entonces el reto de llegar al color deseado es mayor. 

Además hay algunos cuidados que se deben tener posteriormente para que las mechas se conserven bonitas y sanas. Pensando en esto, para ayudarte a mantener bonito el look, te preparamos un artículo para que aprendas a evitar algunos errores comunes.

El cabello se debe fortalecer antes de la decoloración 

Quienes tienen el cabello negro, castaño o pelirrojo necesitan decolorar sus mechas antes de aplicar el rubio, para que sea posible que alcancen el color deseado. Por tratarse de un procedimiento más agresivo, ya que las cutículas del cabello se abren y la fibra capilar puede terminar perdiendo proteínas, es muy importante que las mechas se fortalezcan con tratamientos diarios.

El consejo para no correr riesgos es hacer la prueba de la mecha antes de la decoloración, para ver cómo las mechas reaccionan. Si continúan con la textura y la apariencia de siempre, se puede mezclar polvo decolorante con amoníaco o agua oxigenada y pasar a los siguientes pasos. Si al final de la espera, el cabello presenta alguna alteración, es necesario reforzar la rutina de hidratación, nutrición y principalmente, reconstrucción.

Las mechas teñidas también se tienen que decolorar 

Incluso si tu cabello es de un tono más claro, para obtener el color deseado con el tinte, es necesario decolorar las mechas para alcanzar la tonalidad. La razón es que la coloración no aclara otra coloración, por lo que los viejos pigmentos necesitan retirarse para que los nuevos penetren en la fibra capilar.

Para saber si las mechas están listas, el procedimiento es el mismo, haz la prueba de la mecha y si el resultado es negativo, tienes que realizar un tratamiento intensivo.

El uso del tonalizante es indispensable para evitar que el cabello quede anaranjado o amarillento 

Después de decolorar el cabello, el siguiente paso es contar con un tonalizante para neutralizar los reflejos no deseados, mediante un proceso llamado matización, que hace que el rubio no quede anaranjado o amarillento y luzca bonito.

Para eso, el tonalizante elegido debe tener pigmentos violeta, que es un color que neutraliza el amarillo y anaranjado del rubio, deja actuar en las mechas por algunos minutos antes de la coloración definitiva.

La aplicación de la coloración debe comenzar con las mechas de la nuca

Después de decolorar y de tonalizar las mechas, es momento de aplicar la coloración con el rubio escogido, aprende cómo hacerlo:

1. Comienza con el cabello seco, de preferencia que no se haya lavado en al menos un día, para proteger al cuero cabelludo de las irritaciones.

2. Divide las mechas en cuatro partes iguales para facilitar la aplicación de la coloración: dos enfrente, una al centro y otra en la nuca.

3. Usa una brocha ancha especial para cabello, para aplicar el tinte en las mechas de en frente de raíz a puntas.

4. Si deseas difuminar la raíz para conseguir un efecto natural, es necesario elegir un tono de rubio más oscuro y seguir el procedimiento explicado aquí.

5. Después de aplicar la coloración en todo el cabello, dale un masaje a las puntas con la mano para repartir el producto y facilitar su penetración.

6. Deja que el tinte actúe por el tiempo recomendado por el fabricante.

7. Enjuaga la coloración de manera abundante, y aplica los productos de post coloración para ayudar a fijar el color y comenzar a tratar las mechas.

Realizar un cronograma capilar y usar productos específicos para la post coloración ayudan a mantener el rubio 

Si seguiste los procedimientos y ya conseguiste el rubio deseado, ahora debes estar atenta a una serie de cuidados para mantener el color de tus mechas. Uno de ellos es repetir el proceso de la pre coloración e invertir en un cronograma capilar para devolverle los nutrientes perdidos a la fibra capilar durante el proceso. De esta manera, el cabello quedará más fuerte y saludable, y también se destacará más el color elegido para las mechas.

Las mascarillas capilares y los shampoos matizadores hacen la diferencia, por lo que se deben agregar a la rutina de belleza, ya que no dejan que el cabello con aspecto anaranjado ni amarillo, también invierte en cremas para peinar con protección solar que impidan que el color se transforme y la melena pierda brillo.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel