Get The Look

Cómo recuperar la hidratación de la piel después del verano

  •  Regresando de las vacaciones, lo ideal es comenzar a trabajar en la recuperación de la piel para que vuelva a estar hidratada y saludable
Pantalla Completa
Previous Next
Regresando de las vacaciones, lo ideal es comenzar a trabajar en la recuperación de la piel para que vuelva a estar hidratada y saludable

En el verano, la piel tiene una mayor exposición a los rayos solares, al cloro de la alberca, a la sal del mar, entre otros factores, que pueden haberla resecado y contribuido a la aparición de arrugas y manchas. Regresando de las vacaciones, lo ideal es comenzar a trabajar en la recuperación de la piel para que vuelva a estar hidratada y saludable.

Prepara la piel con una limpieza y exfoliación

Comienza el proceso de recuperación realizando una limpieza facial con productos suaves y continúa con una exfoliación profunda que elimine las células muertas, para que la piel esté limpia y se pueda comenzar con la hidratación. Apuesta por un exfoliante líquido o uno en crema con gránulos, aplícalo suavemente para no dañar la piel que se encuentra sensible tras su exposición al sol.

La hidratación es la clave

El siguiente paso es la hidratación, utiliza la crema indicada para tu tipo de piel y elige un producto que se absorba con mayor rapidez pero que no deje una textura muy grasosa. Las cremas ideales para cuando está comenzando el otoño son las que tienen activos más fuertes y un efecto rejuvenecedor. Estos productos te ayudarán a prolongar el bronceado y a prevenir el envejecimiento prematuro.

Aunque en otoño los rayos solares ya no son tan fuertes, es recomendable utilizar una crema humectante con factor de protección solar de entre 15 y 30.

Cómo incrementar la humectación

Para humectar la piel a mayor profundidad puedes aplicar una loción hidratante por todo el cuerpo diariamente después del baño, y una vez por semana coloca una mascarilla facial. Para el maquillaje prefiere el que viene en forma de crema porque es más hidratante.

En la noche mientras dormimos, la piel se regenera y se repara de los daños que se producen durante el día, por lo que es indispensable que antes de irte a la cama limpies tu rostro y lo hidrates, para que al otro día amanezca más fresco y saludable.

Además de los productos para la piel, no olvides también tomar por lo menos dos litros de agua al día, que te ayudan a purificar, tonificar e hidratar a profundidad. La alimentación también es indispensable, incluye frutas y verduras en tu dieta, ya que contienen vitaminas y antioxidantes naturales que contribuirán a la rehidratación y que previenen el envejecimiento de la piel.

Toma algunas precauciones

Si estás llevando a cabo un proceso de fotodepilación después del verano, es muy importante que hayan pasado entre 15 días y un mes de la última exposición solar para continuar con él. No vayas a un centro de depilación hasta que haya desaparecido la marca del bikini.

Si notas que tu piel no se está recuperando de la resequedad con normalidad o que tienes manchas o lunares causados por la exposición al sol, lo mejor será acudir a un dermatólogo.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel