Get The Look

Cómo hidratar las puntas del cabello: Conoce algunos consejos para mantener las mechas libres de resequedad

  •  Algunos cuidados pueden evitar que las puntas del cabello se sequen
Pantalla Completa
Previous Next
Algunos cuidados pueden evitar que las puntas del cabello se sequen

Para que el cabello siempre tenga un aspecto suave y sedoso, es indispensable invertir algún tiempo en hidratarlo. Las puntas del cabello suelen resecarse por estar más tiempo expuestas a daños como la contaminación, las exposición al sol y al calor, y el uso excesivo del secador, por ejemplo.

La necesidad de hidratar las puntas es aún mayor, ya que su textura reseca afecta la apariencia de cualquier cabello. Conoce algunos consejos para eliminar las puntas secas sin recurrir a las tijeras.

Conoce tu tipo de cabello antes de elegir la mascarilla capilar

El primero y el paso más importante del proceso de hidratación es la elección del producto hidratante. Es indispensable aprender a reconocer lo que tu cabello necesita antes de elegir un producto determinado, que deberá ser confiable para garantizar buenos resultados.

En el cabello grasoso, por ejemplo, no se deben usar mascarillas capilares muy pesadas o con muchos aceites en su composición. En el cabello rizado y crespo, naturalmente más reseco debido a su estructura que impide que la grasa natural llegue hasta las puntas, se deben preferir productos ricos en óleos y con principios activos con alto poder de hidratación, como la glicerina y las ceramidas, por ejemplo.

Realiza la hidratación tan sólo en las puntas para evitar la acumulación de residuos

A la hora de hidratar el cabello, muchas personas aplican el producto desde la raíz hasta las puntas, y al final el resultado acaba siendo el contrario al esperado: un cabello con aspecto grasoso y pesado. Para evitar este problema, el consejo es utilizar la mascarilla capilar, al igual que el acondicionador y la crema para peinar, tan sólo en las puntas del cabello.

Es importante evitar el contacto de los productos con el cuero cabelludo, ya que además de dejar el cabello excesivamente grasoso, la acumulación de residuos también puede obstaculizar su crecimiento.

Entre más reseco esté el cabello con más frecuencia se deben realizar las hidrataciones

Las dueñas de un cabello rizado necesitan reponer la hidratación de sus mechas con mayor frecuencia, ya que son las más afectadas por la resequedad. Para ellas, el consejo es invertir en hidrataciones dos o tres veces a la semana, intercalando potentes cremas con tratamientos rápidos, que se pueden hacer en tan sólo unos minutos en el baño. Para aquellas que tienen el cabello más grasoso, se remienda una frecuencia menor, hidrataciones cada 15 días, con una composición más ligera.

El agua fría ayuda a sellar las cutículas

Un consejo simple que hace la diferencia para mantener las mechas con apariencia hidratada es evitar el agua caliente al enjuagar el cabello. El chorro de agua caliente es perjudicial porque sensibiliza y abre las cutículas dejándolas resecas. El agua fría proporciona brillo y ayuda a mantener la hidratación dentro de la fibra capilar.

Para aquellas que sólo se lavan el cabello en la ducha y no quieren renunciar a los baños calientes, el consejo es usar el agua tibia para lavar el pelo y al final del baño enjuagar con agua fría. De esta manera, las cutículas que fueron dilatadas con el agua caliente se sellarán.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel