Get The Look

Cómo escoger el humectante que usaremos diariamente

  • Escoger el correcto humectante diario ayuda a tener una piel sana y joven.
Pantalla Completa
Previous Next
Escoger el correcto humectante diario ayuda a tener una piel sana y joven.
Como parte de una rutina de cuidado de la piel los dermatólogos recomiendan el uso de una crema hidratante facial de uso diario. Limpiar suavemente la cara no sólo elimina las células muertas de la piel, la suciedad y las bacterias, sino que también la reseca, deshaciéndose de la hidratación necesaria. El agua -no aceite- mantiene la piel humectada y suave, cuando está seca pierde elasticidad y es más propensa a las arrugas a temprana edad.

Las cremas hidratantes faciales, que por lo general están hechas a base de grasas, guardan el agua en el rostro, no permitiendo que se escape a la capa superior de la piel, o extraen el agua de la dermis interna llevándola hacia la parte superior de la piel (cremas hidratantes humectantes), según la Academia Americana de Dermatología.

Como escoger tu crema humectante

Saber cómo aplicar una crema hidratante para la cara es muy sencillo. Por ejemplo, es mejor aplicar las cremas sobre la piel húmeda y cubriendo la cara y el cuello.

Sin embargo, seleccionar una la crema hidratante facial correcta para tu rostro puede llegar a ser complicado y a veces frustrante. Ya que las cremas hidratantes permanecen en la piel durante largos períodos de tiempo, si se escoge una errónea ésta puede causar la obstrucción de los poros, causando que la piel se irrite. Para evitar brotes no deseados y gastos excesivos en productos para la piel, lo mejor es seguir los consejos del experto.

En lugar de prestar atención al precio, enfócate en los ingredientes que contienen las cremas. Si tienes piel sensible, busca por las opciones sin perfume y sin aceite. Para una cara con más grasa, usa cremas que contengan fórmulas no comedogénicas (que no obstruyen los poros).

Toma en cuenta estos factores

Debes escoger la crema según la época del año: cuando el clima se vuelve más cálido tal vez sea hora de aligerar la rutina diaria de cuidado de la piel. Con un ambiente más húmedo y con el aumento de la transpiración las cremas hidratantes pesadas pueden provocar brotes estacionales. Si tu piel de pronto se vuelve muy grasosa, considera el cambio a una fórmula más ligera, no grasa.

El aire frío del invierno pide mayor protección a tu piel facial. Al aplicar la loción en clima frío, también presta atención a las zonas alrededor de los labios y los ojos , que son particularmente propensas a daños en la piel por el invierno.

Saber qué tipo de piel posees hace la tarea de escoger una crema mucho más fácil. Para la piel normal, puedes escoger una variedad no grasa con base de agua y con ingredientes derivados de silicona. Los productos más pesados ​​a base de aceite y glicerina son mejores para una piel seca.

No debes olvidar que la crema contenga protector solar, indispensable hoy en día para evitar arrugas y daños irreparables en la piel.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel