Get The Look

Como arreglar un maquillaje roto: Conoce algunos consejos para salvar los productos en polvo

  •   Con la ayuda del alcohol, unos cotonetes, y toallas de papel se puede salvar el polvo compacto, la sombras y el rubor que se rompieron
Pantalla Completa
Previous Next
Con la ayuda del alcohol, unos cotonetes, y toallas de papel se puede salvar el polvo compacto, la sombras y el rubor que se rompieron

Imagínate la siguiente escena: Éstas frente al espejo maquillándote para algún compromiso especial, cuando de repente, se te cae el polvo compacto y se rompe. Las chicas que aman sus productos de maquillaje saben los triste que es que su sombra, base o rubor en polvo se rompan. 

Cuando esto sucede, parece que lo único que se puede hacer es sentarse y llorar, pero la buena noticia es que un truco simple y el alcohol pueden ser la solución para que puedas guardar el cosmético como si nada hubiera sucedido. ¡Aprende y realiza tu misma esta técnica!

Crea una capa uniforme y aplica alcohol para salvar el producto 

En el momento en que cae el producto al suelo no sabes qué hacer, y te sientes muy culpable por tu descuido. El primer consejo es comenzar a levantar todos los pedazos que puedas antes de salir de casa. Después de eso, usa un cuchillo pequeño para que sea más fácil juntar todos los pedazos, y poder crear una capa uniforme en la parte rota. A continuación, agrega un poco de alcohol con la ayuda de una cuchara, presiona los pedazos para que se junten y agita el objeto para retirar el exceso.

Los cotonetes y la toalla de papel ayudan a conseguir un acabado más bonito 

Guarda el polvo compacto, el rubor o la sombra, pero si aún no estás completamente convencida de acabado del producto, ¡tranquilízate también existe una solución para eso! Para limpiar el exceso del producto que quedó alrededor del empaque, basta con usar un cotonete para limpiar las esquinas. Y para que la capa luzca más uniforme, sólo tienes que recurrir a otro truco: utilizar una toalla de papel junto con la tapa de una botella.

Existe un truco muy simple para usar la toalla de papel y la tapa de la botella, coloca un pedazo de la toalla de papel encima del producto, y toma la tapa para presionar el cosmético sobre la superficie, de esta forma se va a marcar la textura del papel para evitar la apariencia antiestética que dejó el accidente. Después, una vez más vuelve a retirar el exceso con la ayuda de una brocha y listo: el maquillaje quedará como nuevo y se podrá volver a usar.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel