Get The Look

Cambiar algunos hábitos sencillos puede transformar tu piel y dejarla radiante

  •   La limpieza es un paso básico del cuidado de la piel, es muy importante que sea lo primero que hagas en las mañanas antes de empezar con el resto del ritual,
  •   Si eres de las mujeres que tienen la manía de tocarse el rostro todo el tiempo, lo mejor es que te lo vayas quitando
  •   Para cuidar tu rostro más profundamente invierte en una mascarilla adecuada para tu tipo de piel
  •   Revisa siempre la fecha de caducidad de los productos de belleza que usas, sí aunque no lo creas, todos tienen fecha de caducidad
  •  Es importante que limpies la funda de la almohada una vez a la semana y prefieras las fundas de seda, que son mejores para mantener tu cabello y tu piel radiantes.
  •   Quizá nunca lo habías pensado, pero seguramente la pantalla de tu celular suele estar en contacto con tu piel más de lo que te imagina, esto hace que tu rostro esté en contacto con contaminantes y con la suciedad de la pantalla
Pantalla Completa
Previous Next
La limpieza es un paso básico del cuidado de la piel, es muy importante que sea lo primero que hagas en las mañanas antes de empezar con el resto del ritual,
  •   La limpieza es un paso básico del cuidado de la piel, es muy importante que sea lo primero que hagas en las mañanas antes de empezar con el resto del ritual,
  •   Si eres de las mujeres que tienen la manía de tocarse el rostro todo el tiempo, lo mejor es que te lo vayas quitando
  •   Para cuidar tu rostro más profundamente invierte en una mascarilla adecuada para tu tipo de piel
  •   Revisa siempre la fecha de caducidad de los productos de belleza que usas, sí aunque no lo creas, todos tienen fecha de caducidad
  •  Es importante que limpies la funda de la almohada una vez a la semana y prefieras las fundas de seda, que son mejores para mantener tu cabello y tu piel radiantes.
  •   Quizá nunca lo habías pensado, pero seguramente la pantalla de tu celular suele estar en contacto con tu piel más de lo que te imagina, esto hace que tu rostro esté en contacto con contaminantes y con la suciedad de la pantalla

Para mantener tu piel bonita y radiante es necesario realizar una rutina de belleza, que consista en limpiar, tonificar, hidratar, aplicar protector solar, exfoliar, maquillar y desmaquillar el rostro. Sin embargo, también es necesario que lleves a cabo otros hábitos para mantener la piel limpia y libre de impurezas, las cuales podría estar afectando a tu piel sin que te des cuenta.

El agua que usas para limpiar tu rostro puede estarlo dañando

La limpieza es un paso básico del cuidado de la piel, es muy importante que sea lo primero que hagas en las mañanas antes de empezar con el resto del ritual, que es tonificar, hidratar, aplicar protector solar y maquillar el rostro. Sin embargo, también es importante que uses el producto correcto.

Toma en cuenta que el agua de la llave suele contener una alta cantidad de cloro y de minerales que pueden estar dañando a tu rostro, ya que irritan y sensibilizan a la piel. Por eso es mejor ponerle un filtro a la llave y preferir lavar el rostro con agua micelar, que limpia la piel profundamente sin maltratarla.

Evita estarte tocando el rostro constantemente

Si eres de las mujeres que tienen la manía de tocarse el rostro todo el tiempo, lo mejor es que te lo vayas quitando. Tus manos suelen estar en contacto con baterías y suciedad, las cuales pasa a la cara al tocártela constantemente. También trata de lavarte las manos varias veces al día, y trae siempre contigo un gel antibacterial para aplicártelo antes de tocar tu rostro.

Procura tratar más profundamente tu rostro una vez a la semana o cada 15 días

Para cuidar tu rostro más profundamente invierte en una mascarilla adecuada para tu tipo de piel, hay muchas opciones en el mercado que ayudan a exfoliar, disminuir la cantidad de grasa en la piel, reducir las manchas, los puntos negros, iluminan, entre otros beneficios, dependiendo de las necesidades específicas de tu rostro.

Si tienes la piel grasosa o mixta se recomienda usar una mascarilla de arcilla verde una vez a la semana. Si tienes la piel normal o seca y quieres hidratarla usa una mascarilla de arcilla roja o negra cada 15 días. También puedes combinar varios tipos de mascarillas de arcillas apostando por la técnica multimasking, para conseguir resultados específicos en cada área del rostro.

No uses productos caducos

Revisa siempre la fecha de caducidad de los productos de belleza que usas, sí aunque no lo creas, todos tienen fecha de caducidad. Si ya caducaron es mejor tirarlos y comprar productos nuevos, ya que los químicos que contienen pierden efectividad y pueden producir irritaciones y otros problemas en la piel.

Procura mantener limpia la funda de tu almohada

En la funda de la almohada sobre la que duermes todos los días por varias horas se acumulan bacterias, polvo y sudor. Además del maquillaje, si es que no te desmaquillaste o no lo hiciste bien antes de ir a la cama. Es por eso que es importante que limpies la funda de la almohada una vez a la semana y prefieras las fundas de seda, que son mejores para mantener tu cabello y tu piel radiantes.

Un celular sucio perjudica a la piel

Quizá nunca lo habías pensado, pero seguramente la pantalla de tu celular suele estar en contacto con tu piel más de lo que te imaginas. Esto hace que tu rostro esté en contacto con contaminantes y con la suciedad de la pantalla, que hacen que los poros se tapen. Limpia la pantalla del celular dos veces al día, así prevendrás la aparición de granos y de puntos negros.

ver más : piel - cuidado de la piel - rostro
Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel