Get The Look

Cabello grasoso: del shampoo al acondicionador, 6 productos que tienes que evitar

  •  Quienes tienen el cabello grasoso pueden alternar el shampoo transparente con un shampoo hidratante
  •  El leave-in con textura fluida es ideal para el cabello grasoso
  •  Si tienes el cabello grasoso debes usar los productos correctos
Pantalla Completa
Previous Next
Quienes tienen el cabello grasoso pueden alternar el shampoo transparente con un shampoo hidratante
  •  Quienes tienen el cabello grasoso pueden alternar el shampoo transparente con un shampoo hidratante
  •  El leave-in con textura fluida es ideal para el cabello grasoso
  •  Si tienes el cabello grasoso debes usar los productos correctos

El cabello grasoso es un verdadero drama para muchas mujeres, ya que este tipo de cabello luce muy brillante y el cuero cabelludo grasoso, lo que suele incomodar a lo largo del día, por lo que invertir en los productos adecuados es ideal para lidiar con el problema. 

Si tu raíz es grasosa y hasta tus puntas lucen con ese mismo aspecto grasoso, debes hacer una lista con los productos que te ayudarán a equilibrar la producción de grasa del cabello y que dejarán a las mechas bien hidratadas y suaves.

1. Shampoo transparente y con poder astringente 

Más que el olor o las sustancias que tiene el shampoo, en lo que te tienes que fijar es en su color, si es que tienes el cabello graso. El consejo es usar un shampoo transparente, que sea más astringente y que limpie mejor el sebo que se produce a lo largo del día. A diferencia de los shampoos con acabado perlado o coloridos, que son más hidratantes, el transparente es más ligero y no deja a las mechas pesadas.

Cómo se usa: Puedes aplicarlo diariamente o cada dos días, incluso lo puedes intercalar con un shampoo hidratante.

Lo que hay que evitar: Los shampoos que contengan óleos y que sean pesados.

2. El shampoo perlado equilibra la hidratación 

 

Tener un shampoo transparente es fundamental, pero tener un shampoo hidratante también es importante para quienes tienen el cabello grasoso. No debes usar el shampoo perlado, que es más denso, todos los días, sólo lo debes utilizar cuando el cabello grasoso comience a resecarse de la raíz, lo cual puede suceder si usas un shampoo transparente todos los días.

Cómo se usa: Aplica el shampoo hidratante cuando sientas que la raíz del cabello presenta frizz y está reseca. La próxima vez que te laves el cabello usa un shampoo astringente.

3. Limpia profundamente el cabello con un pre-shampoo 

No te asustes, el shampoo nunca es demasiado. Para limpiar la grasa del cuero cabelludo debes usar un pre-shampoo anti residuos, que quite por completo la grasa de la raíz y que abra la cutícula de las mechas, para que el acondicionador o la mascarilla de tratamiento penetren bien en las mechas.

Cuándo usarlo: una vez a la semana o cada 15 días, cuando sientas que tu cabello está muy pesado y tiene demasiada grasa.

4. Usa un acondicionador con textura ligera y activos refrescantes 

Para las dueñas de un cabello grasoso, el consejo es utilizar un acondicionador ligero y fluido, que sea de cualquier color. También vale la pena apostar por fórmulas refrescantes y detox, que prometen controlar la grasa. Ten siempre en mente que el acondicionador se debe aplicar sólo en las puntas.

Lo que hay que evitar: Acondicionadores con una textura pesada con óleos en su fórmula.

5. Mascarilla de tratamiento para cabello mixto con acción refrescante 

El cabello grasoso también necesita hidratarse, y para ello se puede elegir una mascarilla de tratamiento enriquecida con activos purificantes, como esencia de algas, por ejemplo, que hidrata a las mechas sin dejar el cabello pesado.

Lo que hay que evitar: Las mascarillas compuestas por aceites y activos para el cabello reseco, que suelen ser más densas y pesadas.

6. Finalizador con textura ligera y oil free 

Después de lavar las mechas, en el cabello grasoso se tiene que aplicar un finalizador, el más recomendable es el tipo leave-in, que hidrata y protege al cabello, igual que las cremas para peinar, sólo que sin correr el riesgo de dejar el pelo pesado. El consejo es elegir aquellos productos que tengan una textura fluida y que prometan sellar las puntas del cabello diariamente.

Lo que hay que evitar: Dejar que la crema para peinar se quede en el cabello por mucho tiempo, quienes tienen las mechas grasosas deben evitar este producto, así como los finalizadores con fórmulas que contienen óleos.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel