Get The Look

Barrera contra la resequedad: Elige el producto correcto para nutrir cada tipo de cabello

  •  El cabello seco necesita nutrirse constantemente. Sin embargo, es fundamental utilizar fórmulas a la medida y finalizadores para darle los cuidados necesarios al cabello
Pantalla Completa
Previous Next
El cabello seco necesita nutrirse constantemente. Sin embargo, es fundamental utilizar fórmulas a la medida y finalizadores para darle los cuidados necesarios al cabello

El cabello seco requiere el uso constante de tratamientos para reponer la hidratación y los nutrientes que las mechas necesitan para estar saludables, ya que en este tipo de cabello la grasa natural de las hebras no consigue llegar a toda la extensión del pelo.

Es fundamental analizar con detenimiento las características del cabello para elegir los mejores productos: acondicionador, mascarilla capilar y finalizador, con las fórmulas más acertadas.

El acondicionador deja el cabello más suave

El acondicionador es un producto fundamental para la rutina del cuidado del cabello, se debe aplicar al terminar de lavar las mechas para cerrar las capas protectoras de la fibra capilar, después de que éstas se abran con el uso del shampoo. Su fórmula deja el cabello más suave y debe ser apropiada para garantizar que la textura de las hebras mejore, de acuerdo con sus características naturales.

Al evaluar el tipo de hebra, es indispensable poner atención a sus necesidades para poder adecuar la fórmula del acondicionador a sus cuidados específicos. Por ejemplo, el cabello seco y rebelde necesita un producto que le dé una textura consistente y que sea capaz de volverlo más maleable.

Mientras que para el cabello delgado, la mejor opción es una fórmula ligera, que permita que el pelo mantenga su movimiento natural. Para ambos casos se recomienda llevar a cabo una propuesta de nutrición.

Complementa el tratamiento con una mascarilla y un finalizador

La mascarilla capilar es un complemento esencial para el tratamiento del cabello, ya que su fórmula repone agua y lípidos, por lo que es capaz de reconstruir y nutrir las hebras, devolviéndoles brillo, suavidad y movimiento. Este producto se debe aplicar entre el shampoo y el acondicionador, con una frecuencia de una vez por semana. Se coloca a lo largo del cabello y especialmente en las puntas que presentan las cutículas más abiertas.

Para terminar el tratamiento, lo ideal es sellar las mechas para blindarlas contra las agresiones externas y para que la nutrición repuesta quede retenida en el interior de la fibra capilar. Para lograr esto, existen finalizadores adecuados para cada tipo de cabello.

El leave-in es la mejor opción para el cabello rebelde, ya que su textura ayudará a moldear los rizos y los dejará mejor definidos. Mientras que para el cabello delgado se recomienda el uso de óleo capilar que garantiza un mayor brillo sin afectar la textura.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel