Get The Look

7 hábitos que quiebran el cabello: tricólogo da consejos para evitar este problema

  •  Conoce los hábitos que facilitan el quiebre del cabello
Pantalla Completa
Previous Next
Conoce los hábitos que facilitan el quiebre del cabello

Un problema capilar que repercute en la apariencia es sin duda el quiebre del cabello. La cuestión es que sin saberlo, muchas mujeres tienen hábitos que facilitan la ruptura de las mechas durante el día a día. ¿Quieres saber cuáles son? Un tricólogo explica cómo cuidar el cabello mejorando algunas pequeñas costumbres.

No invertir en cepillos y peines hechos con materiales naturales

Escoger el cepillo correcto para desenredar el cabello hace toda la diferencia, según el tricólogo Adriano Almeida, se deben preferir los de madera con cerdas naturales, “los peines y cepillos de otros materiales electrifican el cabello dejándolo más propenso al quiebre a la hora de peinarlo”, explicó el especialista.

Usar la plancha de forma equivocada

No es un secreto que los aparatos generadores de calor causan el quiebre del cabello, pero de acuerdo con Adriano Almeida, esto sucede generalmente por el uso equivocado del instrumento. “Nunca debes dejar la plancha por mucho tiempo en el mismo lugar, lo ideal es pasar el aparato rápidamente con un movimiento constante”, agregó el tricólogo.

El uso de accesorios con detalles metálicos es perjudicial

Los accesorios con pequeños detalles metálicos rozan el cabello y tienden a provocar el quiebre de las mechas. Este es uno de los hábitos que parecen inofensivos, pero que con el tiempo pueden causar un problema serio de quiebre. Para evitarlo, trata de mantener tu cabello alejado de este tipo de accesorios o prefiere dejarte el cabello suelto.

Hacer fricción con la toalla a la hora de secar el pelo

Muchas mujeres saben que al frotar las hebras con una toalla se produce frizz, pero para su sorpresa este hábito puede producir el quiebre. “Hacer fricción con la toalla deja el cabello más difícil de peinar, y por lo tanto propenso al quiebre”, explicó el tricólogo. En lugar de frotar, trata tan sólo de presionar la toalla contra la cabeza para que se absorba la humedad.

Desenredar el cabello de arriba hacia abajo

El movimiento automático de la mayoría de las personas es pasar el cepillo de arriba para abajo, pero cuando se trata de desenredar, la estrategia tiene que ser otra. “Cuando peinas de arriba hacia abajo tienes mucho cabello en en la misma área, lo que hace que sea difícil separarlo, por lo que es más fácil que se rompa”, señaló Adriano Almeida, quien es director de la Sociedad Brasileña de Cabello. El experto aseguró que se deben separar las mechas y desenredar lentamente de las puntas hasta la raíz.

La forma de amarrar tu cabello diario puede ser errónea

Adriano Almeida afirmó que uno de los hábitos que más facilitan la ruptura es mantener el cabello amarrado con mucha frecuencia, pero como muchas mujeres prefieren tener el cabello recogido el especialista ofreció una opción, “no sujetes el cabello siempre de la misma forma porque eso debilita las mechas de un área específica. Por el contrario y deja el cabello un poco flojo”, explicó el experto.

El accesorio que utilices para sostener el cabello también es de gran importancia, según el tricólogo, si usas ligas estás condenada. “Son unos de los principales responsables de que el cabello se rompa. Prefiere usar pasadores y accesorios con dientes”, indicó el profesional.

Los procedimientos químicos para las mechas que son muy fuertes

El alisado permanente y las coloraciones son los tratamientos más pedidos en los salones de belleza, de acuerdo con Adriano Almeida, y no hay ningún problema con esto, pero las mujeres deben elegir las alternativas más suaves. “Aconsejo evitar los alisados permanentes que se realizan consustancias como el formaldehído”, comentó el tricólogo. Las coloraciones más fuertes como el rubio no tienen porque afectar, pero según el experto, es necesario invertir en hidrataciones para evitar el quiebre.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel