Get The Look

6 hábitos que aceleran la pérdida de colágeno en la piel: desde la falta de uso de protector solar hasta la mala alimentación

  •  Olvidar la aplicación del protector solar en la playa y en la piscina puede acelerar la pérdida de colágeno
  •  No aplicar la crema hidratante o anti edad puede dejar la piel reseca
Pantalla Completa
Previous Next
Olvidar la aplicación del protector solar en la playa y en la piscina puede acelerar la pérdida de colágeno
  •  Olvidar la aplicación del protector solar en la playa y en la piscina puede acelerar la pérdida de colágeno
  •  No aplicar la crema hidratante o anti edad puede dejar la piel reseca

El colágeno es uno de los “componentes más deseados” por la mayoría de las mujeres. El motivo es simple, es el responsable de dar firmeza a la piel. A pesar de ser producido por el propio cuerpo, con el paso del tiempo la intensidad de su producción va disminuyendo.

A pesar de que las arrugas y las líneas de expresión generalmente aparecen alrededor de los 30 años, algunos hábitos pueden acelerar la pérdida de esta sustancia, conoce 6 de ellos.

1. No usar filtro solar todos los días

Mucha gente todavía cree que el filtro solar sólo se debe usar cuando se está en la playa o en la piscina. Pero lo cierto es que se debe aplicar protector solar, especialmente en el rostro, todos los días. Lo que pasa es que el sol es uno de los principales causantes de que salgan las arrugas y se produzca flacidez, porque forma radicales libres que rompen las fibras de colágeno.

Esto puede suceder incluso en los días nublados o cuando se va de la casa al trabajo. Por eso, se debe tener el hábito de aplicar el protector solar todos los días, antes de salir de casa y de exponerse al sol.

2. No retocar el filtro solar en la playa, la piscina o en el día a día 

Otro hábito que puede acelerar la pérdida de colágeno en la piel es olvidar la importancia de volver a aplicar el filtro solar, ya sea que se esté en la playa, en la piscina, o incluso, al volver del almuerzo en un día laboral.

Proteger al rostro por la mañana es esencial, pero retocar el filtro a la mitad del día también es necesario, esto es lo que va a mantener la piel protegida de las luces artificiales de las lámparas, que emiten radiación y causan foto envejecimiento. El horario adecuado para retocar la protección es cada dos horas, independientemente del FPS que se use.

3. No usar crema hidratante o crema anti arrugas 

Tener la piel reseca también puede acelerar la pérdida de colágeno debido a la falta de agua. Por eso, dejar de usar la crema hidratante después de los 30 años, puede ocasionar flacidez y arrugas en la piel.

Los componentes de la crema hidratante, que también pueden ser anti edad, ayudan a proteger a las fibras de colágeno que ya existen en la dermis, evitando que se quiebren.

Consejo: Al momento de hidratar la piel, no olvides aplicar la crema en áreas como el cuello y la papada, en donde también se produce la flacidez porque la piel es más delgada.

4. Beber poca agua 

Una de las mayores recomendaciones de los médicos es beber cerca dos litros de agua al día, este hábito es esencial para mantener la salud y la buena apariencia de la piel, porque este líquido va a hidratar de adentro hacia afuera. Se necesita tener la piel naturalmente hidratada para evitar que los radicales libres perjudiquen al colágeno.

5. No preocuparse por la contaminación diaria

¿Has pensado que estamos expuestos a la contaminación todo el día? Y la piel es la que acaba sufriendo con el desgaste, sin que nos demos cuenta. Lo que pasa es que los gases del aire contaminado se acaban fijando en la piel, la cual absorbe las toxinas. Estas toxinas forman radicales libres, que rompen las fibras de colágeno más rápido.

Solución: Además de limpiar el rostro con un jabón adecuado para tu tipo de piel, el consejo es apostar por productos que realizan una limpieza profunda, como mascarillas de arcilla con efecto desintoxicante y exfoliantes faciales.

6. Falta de una alimentación rica en vitaminas

Una mala alimentación también puede influir en la rápida disminución de colágeno en la piel. A partir de los 30 años, es muy recomendable comer alimentos que contengan vitaminas que ayuden al cuerpo a producir dicha sustancia, como la vitamina C que se encuentra en la naranja, el limón y algunas verduras.

La vitamina A se puede encontrar en la zanahoria y en la calabaza. También debes consumir alimentos ricos en vitamina E y zinc. Estas sustancias y alimentos son antioxidantes y protegen a la piel de los radicales libres.

ver más : piel - cuidado de la piel - rostro
Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel