Get The Look

5 formas de cuidar el cabello reseco: Conoce algunos consejos para devolverles suavidad y brillo a las mechas

  •  Conoce algunos trucos para tratar el cabello reseco
  •  Usa finalizadores que prolonguen la duración de los tratamientos en el cabello
Pantalla Completa
Previous Next
Conoce algunos trucos para tratar el cabello reseco
  •  Conoce algunos trucos para tratar el cabello reseco
  •  Usa finalizadores que prolonguen la duración de los tratamientos en el cabello

Cuando el cabello está reseco es necesario recurrir a una serie de cuidados específicos para dejarlo suave y saludable de nuevo. Invertir en hidratantes y en tratamientos nutritivos semanales, por ejemplo, es una de las medidas más importantes para hacer que la fibra capilar recupere el agua y la grasa natural que ha perdido. 

Además para que el tratamiento funcione más rápido, también vale la pena apostar por algunos trucos simples que harán toda la diferencia en el resultado final. Conoce más información sobre todos ellos.

1. La hidratación esta puerta de entrada para todos los tratamientos 

Cuando el cabello está áspero, opaco y sin movimiento, es señal de que necesita recuperar algunos nutrientes para estar sano y suave de nuevo. La nutrición le devuelve grasa natural al cabello, y es esencial en estos casos, pero antes de apostar por ella, hay que mantener las mechas bien hidratadas. La razón es que además de devolver el agua que necesita la fibra capilar, esta etapa también funciona como la puerta de entrada para otros tratamientos.

Siendo así, el consejo es comprar una mascarilla potente e intentar hacer dos o tres hidrataciones a la semana, por algunos minutos dentro del baño, o de forma más detallada, con la aplicación mecha por mecha. Y vale la pena recordar que al igual que cualquier otro tratamiento, es importante envolver bien el cabello para que el producto penetre fácilmente.

2. La humectación con óleo de coco es un tratamiento potente para nutrir el cabello 

Después de la primera hidratación, el cabello está preparado para comenzar a recibir otros tratamientos, como la nutrición. Para el cabello reseco, esta etapa es una de las más importantes para devolverle los lípidos a la fibra capilar, es decir, la grasa natural de las mechas, que por consecuencia ayuda a eliminar el aspecto reseco del cabello.

Para realizar esta etapa puedes alternar el uso de mascarillas capilares con una fórmula rica en aceites, con la técnica de humectación. Cuando prefieras una segunda opción, vale la pena que apuestes por el aceite de coco para que las mechas queden bien nutridas y luego recuperen el brillo perdido cuando estaban resecas.

3. Los shampoos hidratantes son ideales para lavar las mechas resecas

Aunque los tratamientos como la hidratación y la nutrición sean los más importantes para recuperar la salud del cabello reseco, como ya lo hemos mencionado, se deben acompañar de otros trucos, para que el resultado sea más rápido. Y uno de ellos comienza al momento del lavado al elegir el shampoo.

En lugar de apostar por shampoos con agentes de limpieza más potentes, como los antiresiduos, por ejemplo, prefiere las versiones suaves, para que al momento de lavar el cuero cabelludo sea más fácil quitar las impurezas sin comprometer a la grasa natural de las mechas.

4. Lavar el cabello con agua fría ayuda a sellar las cutículas

¿Sabías que la temperatura de la ducha también puede ser una buena aliada para combatir la resequedad? Por eso, la recomendación es usar el agua fría o tibia cuando laves las mechas. El motivo es que cuando el agua está caliente abre las cutículas de la fibra capilar y esto tiende a empeorar el aspecto reseco del cabello, el agua fría y tibia ayudan a sellar las cutículas y aumentan el brillo de las mechas.

Si no deseas tomar todo el año la ducha a una temperatura baja, intenta, al menos, hacer el último enjuague con agua fría. De esta forma, vas a notar que tu cabello va a quedar más bonito, suave y sin resequedad.

5. Usa finalizadores para tratar y modelar las mechas 

Para complementar todos estos cuidados, un buen truco es escoger un finalizador que trate a las mechas a lo largo del día. De esta forma, además de modelar el cabello, también lograrás reparar la fibra capilar y será un aliado para dejar las cutículas bien selladas y libres de resequedad.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel