Get The Look

5 errores clásicos de maquillaje para ir al trabajo: Conoce cuáles son y cómo evitar los looks exagerados

  •   A la hora de crear el maquillaje para ir al trabajo, algunos errores clásicos se pueden evitar. Conoce cuáles son para que aciertes con tu look
Pantalla Completa
Previous Next
A la hora de crear el maquillaje para ir al trabajo, algunos errores clásicos se pueden evitar. Conoce cuáles son para que aciertes con tu look

El maquillaje ideal para ir al trabajo es un tema que genera muchas dudas. Muchas veces, para lucir siempre impecables, algunas mujeres exageran y comenten algunos errores con su maquillaje, que dan como resultado un look inconveniente para la ocasión.

Mantener el maquillaje con un aspecto suave y natural es un requisito para ir a la oficina, pero con las prisas matutinas, no siempre es posible acertar con el look. Exagerar con el rubor o hacer el efecto ahumado con una sombra muy oscura son dos de los errores más comunes. Conoce 5 errores clásicos de maquillaje para ir al trabajo, aprende a evitarlos y a corregirlos.

1. No distribuir la base correctamente por el contorno del rostro

Un error muy común al crear el maquillaje para ir al trabajo es no distribuir bien la base, dejando en evidencia las temidas líneas del cabello y la mandíbula. Además de eso, al enmarcar el rostro con el maquillaje, otro problema que debe evitarse es dejar el look con un aspecto demasiado pesado para el día.

Para resolver este problema, invierte en una base con una cobertura ligera para el día a día, ya que su fórmula se fundirá mejor con la piel, y dedica algunos segundos extra para repartir mejor el producto.

2. Hacer un efecto ahumado súper oscuro e intenso

Aunque el efecto smokey eyes súper intenso es perfecto para asistir a eventos especiales, puede lucir exagerado para el ambiente de trabajo. El efecto ahumado más suave, creado con los tonos marrón y bronce, es ideal para el día a día en la oficina. Para complementar el look puedes delinear la línea de las pestañas y aplicar unas capas de máscara, para definir y abrir más los ojos.

3. Exagerar al momento de aplicar el rubor

Darle un toque rosado a las mejillas siempre es una excelente forma de terminar de crear el maquillaje, pero muchas veces, no se cuenta con el tiempo suficiente y se aplica el rubor de forma incorrecta. Es importante tener mucho cuidado con este paso del maquillaje, para no ir a trabajar con el efecto exagerado. Apuesta por fórmulas en crema, que son más fáciles de dosificar, y aplica el rubor con los dedos para darle un efecto saludable al look.

4. Usar productos demasiado brillantes

Aunque lucir una piel luminosa y con un ligero brillo es ideal para el día a día, es esencial apostar por un efecto suave. Los productos muy brillantes y con acabado metalizado, como por ejemplo los polvos bronceadores y el labial metálico pueden dar un acabado exagerado al look para ir al trabajo. Invierte en productos opacos, que den un toque diferente al look, y un poco de iluminador.

5. No revisar el maquillaje antes de salir de casa

Por último, un error clásico que siempre compromete al look, es salir de casa sin verificar que el maquillaje haya quedado bien. A veces las prisas al momento de salir de casa es el más grande pecado de maquillaje, pero un pequeño paso puede resolver el problema. El consejo es siempre que sea posible maquillarse con la luz natural y nunca salir sin revisar el aspecto.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel