Get The Look

30 errores que pueden estropear el cabello: conoce los hábitos que pueden dañar a las mechas

  •  No sujetes tu cabello cuando esté mojado, conoce este y otros errores que no debes cometer
  •  Aprende a cuidar tu cabello para evitar algunos errores que perjudican al cabello en el día a dia
Pantalla Completa
Previous Next
No sujetes tu cabello cuando esté mojado, conoce este y otros errores que no debes cometer
  •  No sujetes tu cabello cuando esté mojado, conoce este y otros errores que no debes cometer
  •  Aprende a cuidar tu cabello para evitar algunos errores que perjudican al cabello en el día a dia

¿Sabes qué hacer para tener el cabello saludable? ¡Tener buenos hábitos! Y eso significa realizar hidrataciones caseras para conseguir que las mechas se mantengan siempre fuertes y brillantes, conoce algunos detalles de la rutina ideal.

¿Quieres saber que estás haciendo mal en el día a día? Sigue leyendo el articulo y evita los siguientes errores:

1. Usar cualquier shampoo y acondicionador

Cada cabello tiene diferentes necesidades y usar cualquier shampoo, sin prestar atención a que sea el adecuado para tu tipo de cabello, puede arruinar el aspecto o no ayudar a mantener la salud de las mechas.

2. Utilizar el shampoo anti residuos diariamente 

Los shampoos de limpieza profunda abren las cutículas del cabello, y cuando se usan en exceso, pueden causar frizz, resequedad y falta de brillo. Intenta limitar su uso a dos veces por semana, como máximo.

3. Usar acondicionador en la raíz 

Aplicar el acondicionador en la raíz del cabello puede producir exceso de grasa en las mechas, lo que contribuye a que se presenten otros problemas como la caspa. Lo ideal es aplicar el producto sólo en las puntas.

4. Sustituir la crema de tratamiento con el acondicionador 

La crema de tratamiento y el acondicionador no tienen la misma función, y en realidad, se deben usar juntos. Mientras que la mascarilla capilar sirve para hidratar a las mechas, el acondicionador se debe aplicar después para sellar a las cutículas capilares.

5. Utilizar crema en la raíz

Así como el acondicionador, la crema de tratamiento también debe aplicarse sólo a lo largo de las mechas y en las puntas, para evitar que las mechas queden grasosas y el cuero cabelludo muy húmedo.

6. Frotar la toalla en el cabello mojado 

Frotar el cabello mojado con la toalla puede producir frizz y dejar a las mechas frágiles, además de que esta práctica no seca al cabello de forma tan efectiva como se cree. Apuesta por una rutina libre de errores y prefiere usar una camiseta de algodón para secar las mechas.

7. Lavar el cabello con agua caliente 

Lavar el cabello con agua caliente puede abrir demasiado las cutículas del cabello, aumentando la producción de grasa en el cuero cabelludo y al mismo tiempo puede resecar las puntas del cabello. Lo ideal es usar agua tibia y terminar con un enjuague con agua helada.

8. Usar el secador sin un protector térmico 

Dejar de proteger las mechas del viento caliente del secador puede dejar el cabello opaco, reseco y con otros daños. El consejo es aplicar un óleo o leave in con protección térmica en las mechas, antes de pasar el aparato.

9. Desenredar las mechas sin usar una crema para peinar

No usar una crema para peinar o un leave-in para desenredar las mechas es un error que puede causarle varios daños al cabello, incluso que se rompa La crema facilita el paso del peine y del cepillo por las mechas.

10. Equivocarse con la cantidad de crema para peinar 

Hablando de crema para peinar, menos es más. Evita que las mechas queden pesadas, aplica el producto poco a poco.

11. Sujetar el cabello mojado 

Sujetar el cabello mojado no permite que las mechas se sequen, lo que contribuye a la aparición de caspa y de hongos, además de que existe el riesgo de que las mechas se rompan y debiliten en la raíz.

12. Dormir con las mechas mojadas 

Además de dejar el cabello alborotado a la mañana siguiente, dormir con las mechas mojadas también puede facilitar que salgan hongos y otros problemas en el cuero cabelludo.

13. Pasar la plancha por las mechas sucias 

La plancha debe usarse sólo en el cabello limpio y seco, de lo contrario, el calor de la plancha puede producir más suciedad y grasa en las mechas, dejando el aspecto pesado.

14. No usar protector térmico antes de pasar la plancha 

Así como el secador puede causar daños en las mechas debido a su alta temperatura, lo mismo sucede con la plancha. Para evitar la resequedad, no te olvides de aplicar un leave-in con protección térmica antes de usar el aparato.

15. Aplicar una mascarilla hidratante en la playa

La hidratación se puede hacer en casa o en el salón de belleza, pero nunca en la playa. Exponer las mechas con el producto al sol puede quemar a las mechas y debilitarlas en lugar de darles fuerza.

16. No alternar la hidratación, reconstrucción y nutrición en el cronograma capilar

Apostar sólo por hidrataciones caseras no resuelve todo el problema, hay que alternar los cuidados con cremas y productos reconstructores y nutritivos, realizando un cronograma capilar.

17. Cuidar tan sólo las puntas del cabello

Es verdad que la mayoría de los cuidados van enfocados a las puntas, pero el cuero cabelludo también necesita atención. Se puede realizar masajes estimulantes con los dedos y usar productos de limpieza de manera regular.

18. Hacer procedimientos químicos sin realizar antes la prueba de la mecha

La mejor manera de prevenir un corte químico y otros problemas causados por el alisado y la coloración, se pueden prevenir realizando la prueba de la mecha antes del procedimiento.

19. Mezclar más de un químico en el cabello 

Algunos tipos de químicos no son compatibles, y esa es la principal causa del corte químico. Procura siempre buscar a un especialista que te quite todas tus dudas y que sepa que necesitan tus mechas.

20. No preparar las mechas para la decoloración 

Es necesario realizar el cronograma capilar antes de cambiar el aspecto del cabello, para que esté saludable y resista la pérdida de los nutrientes durante los procedimientos químicos.

21. Aplicar el tinte sobre el cabello mojado

El agua y el aceite natural del cabello no permiten que el tinte pueda actuar sobre las mechas, por lo que la aplicación de la coloración se debe hacer sobre el cabello limpio y completamente seco.

22. Dejar el tinte más tiempo del indicado en la caja

Dejar el tinte más tiempo en el cabello puede terminar perjudicando a las mechas, y esto no va a cambiar el tono o la fijación del color. Sigue siempre las instrucciones de la caja del tinte.

23. Hacer el alisado progresivo antes de teñir las mechas 

Si vas a apostar por ambos procedimientos, lo ideal es hacer el alisado progresivo después de la coloración. Si alisas el cabello antes, las mechas van a estar delicadas por los químicos, lo cual va a dificultar que el tinte penetre en el cabello.

24. Hacer más de una coloración en menos de un mes

A diferencia de los retoques, que se hacen sólo en la parte del cabello que no tiene tinte y que no perjudican al resto de las mechas, el proceso de teñir todo el cabello en un intervalo corto de tiempo puede dañar y dejar al cabello frágil.

25. Ignorar los cuidados post coloración 

Realizar una rutina de cuidados después de la coloración es esencial para que las mechas son se vuelvan opacas, débiles y quebradizas, ya que la coloración puede retirar los nutrientes al momento del procedimiento.

26. Cortar el cabello sólo una vez al año 

Cuando se espera demasiado tiempo para cortar las mechas, el riesgo de que se presenten puntas dobles y quebradizas aumenta. Es mejor eliminar periódicamente la parte dañada del cabello para obtener un aspecto saludable.

27. No proteger el cabello antes de meterse al mar o a la piscina 

El uso de óleo o de leave-in es uno de los cuidados más importantes para evitar que las mechas cambien de textura o de color, en caso de estar teñidas, después del contacto con cloro o agua salada.

28. No enjuagar el cabello con agua dulce después de meterse en el mar o en la alberca

Otro cuidado importante para no dejar que el mar o la alberca arruinen el look, es no olvidar enjuagar el cabello con agua dulce después. Esta es una forma rápida y natural de eliminar los restos de sal y de cloro de las mechas.

29. Olvidarse de limpiar los cepillos y peines 

Los cepillos y los peines tienden a acumular grasa y polvo, entre otros tipos de suciedad, por lo tanto, se deben limpiar con frecuencia, para que no incremente la grasa de las mechas.

30. Usar productos caducos 

Usar productos para el cabello caducos implica un riesgo, pueden producir picazón, caspa o ardor, por eso, no debes de usar estos productos si ya pasó su vigencia, trata de mantener tus productos al día y de renovarlos.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel