Get The Look

¿Sabes cuál es tu tipo de piel?, ¡Descúbrelo respondiendo a este test!

  • A sua pele é seca, normal, mista ou oleosa? Faça o teste e descubra! (Foto: Pixelformula)
  • A pele oleosa precisa de lavagens mais frequentes e hidratação (Foto: Pixelformula)
  • Descamação, vermelhidão e sensação repuxada são características da pele seca (Foto: Pixelformula)
  • A pele mista tem oleosidade excessiva apenas no centro do rosto (Foto: Pixelformula)
Pantalla Completa
Previous Next
A sua pele é seca, normal, mista ou oleosa? Faça o teste e descubra! (Foto: Pixelformula)
  • A sua pele é seca, normal, mista ou oleosa? Faça o teste e descubra! (Foto: Pixelformula)
  • A pele oleosa precisa de lavagens mais frequentes e hidratação (Foto: Pixelformula)
  • Descamação, vermelhidão e sensação repuxada são características da pele seca (Foto: Pixelformula)
  • A pele mista tem oleosidade excessiva apenas no centro do rosto (Foto: Pixelformula)

Piel grasa, mixta, seca, o normal: ¿cuál es la suya? Conocer tu tipo de piel es esencial para elegir los cuidados de limpieza e hidratación adecuados, para que el rostro esté siempre impecable y libre de problemas como espinillas, líneas de expresión, arrugas, manchas y varios otros. Para descubrir el tuyo, haz la prueba y entérate de cuáles son los cuidados fundamentales para cada una.

1. ¿Cuál es la sensación de tu piel inmediatamente después del lavado?


A) Bastante tirante, con ligera ardor alrededor de la boca y la nariz;
B) Un poco tensa, pero cómoda;
C) Confortable en la frente, nariz y mentón y un poco tirante en las mejillas;
D) Cómoda y bien seca.

2. Por la mañana, al despertar, tu piel está:


A) Deshecha y descamada en algunas regiones;
B) Confortable y con aspecto hidratado;
C) Con brillo en la parte central de la cara;
D) Bastante luminosa y con sensación "pegajosa".

3. Después de ejercitarte, ¿cómo se siente tu cara?


A) Caliente, roja y ardiendo;
B) Sudada y rojo sólo en las mejillas;
C) Sudada y ligeramente aceitosa;
D) Con sensación sucia y pegajosa.

4. ¿Cuántas veces al día sientes necesidad de lavar la cara?


A) Sólo una vez al día, antes de acostarme;
B) Dos veces al día;
C) Dos veces al día, pero la frecuencia aumenta en el verano;
D) Varias veces a lo largo del día, de 3 a 5.

5. Presiona un pañuelo de papel fino sobre la frente al despertar. Al retirarlo queda:


A) Igual;
B) con signos de grasa, pero casi imperceptibles;
C) Con una mancha de grasa al centro;
D) Impregnado de aceite.

6. En general, ¿cómo es la apariencia de tu piel?


A) Suave en la región de las mejillas y nariz y con un toque áspero;
B) Luminosa y sin poros aparentes;
C) Saludable y con exceso de brillo en el centro, algunos granos en la nariz mentón;
D) Con exceso de brillo y poros dilatados, presencia de espinillas recurrentes.

7. Al final del día, ¿cuál es la sensación de la piel de tu cara?


A) De aspecto cansado y con líneas de expresión más profundas que al despertar;
B) Ligeramente seca y un poco más áspera que al despertar;
C) Confortable, pero con necesidad de limpieza;
D) Bastante grasa.

Si contestaste la mayoría A: tu piel es SECA

¡Tu piel parece estar clamando por hidratación! Al estar la barrera protectora comprometida, la superficie de tu cutis se descama con facilidad y también queda sensible en las regiones en que la piel es más fina, como mejillas y la nariz. Por lo tanto, puede considerarse seca.

Limpieza: debes limpiar tu cara dos veces al día, con un producto lo más suave posible, como agua de micelar. Evita los tónicos astringentes y procura no usar jabones que puedan resecar más la piel.

Hidratación: ¡es importante hidratar la cara varias veces al día! Por ser seca, tu piel tiende a arrugarse y perder la firmeza antes, por lo que lo indicado es usar una crema antiarrugas temprano, por la mañana y por la noche. El protector solar debe ser reaplicado a lo largo del día, funcionando también como un hidratante.

Si contestaste la mayoría B: tu piel es NORMAL

Pocas personas tienen el privilegio de tener una piel normal: como en los niños, ella es cómoda, sedosa y necesita pocos cuidados para mantenerse bonita. Generalmente, no presenta poros aparentes ni espinillas o claveles.

Limpieza: el rostro con piel normal también se puede lavar sólo dos veces al día, con un jabón o espuma suaves, o incluso con un agua micelar.

Hidratación: si no está debidamente hidratada, fácilmente la piel normal puede arrojar cuadros de resecamiento. Por eso es importante añadir un cuidado hidratante en la rutina, por la mañana y por la noche. La protección solar también es esencial, como en todos los tipos de piel.

Si contestaste la mayoría C: tu piel es MIXTA

Especialmente entre las latinas, la piel mixta es la más común en la edad adulta: es seca o normal en las mejillas y aceitosa en la zona "T" - frente, nariz y mentón -, propensa la formación de espinillas en esta región.

Limpieza: dependiendo de la estación del año, es posible que la piel mixta necesite más de dos lavados a lo largo del día para mantenerse seca, pero cuidado con el efecto rebote. La sugerencia es usar un jabón o agua micelar por la mañana y por la noche y llevar en la bolsa de algodones micelares, para refrescar la cara durante el día.

Hidratación: la hidratación es esencial para mantener la piel mixta con una calidad uniforme. Apuesta por fórmulas de absorción rápida, que no dejan el aspecto pesado en la piel, y no olvides el protector solar, que puede prevenir la producción excesiva de oleosidad en la zona "T".

Si contestaste la mayoría D: tu piel es OLEOSA

Si eres dueña de una piel grasa, ¡probablemente ya lo sabes! Los poros abiertos y evidentes, la grasa excesiva, las espinillas y el acné son algunas de sus características, pero a tu favor, debes tener claro que este tipo de pieles son las que envejecen más tarde.

Limpieza: la piel grasa debe ser lavada o limpiada con mayor frecuencia que las otras, sin embargo, los productos usados no deben ser extremadamente astringentes, ya que podría ocasionarse un efecto rebote.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel