Get The Look

¿Puedo compartir el cepillo y la plancha con mis amigas? ¡Descúbrelo!

  •  Para poder compartir el cepillo con las amigas, el consejo es limpiarlo bien para no correr riesgos
  •  ¿Hay problema con compartir el cepillo con amigas?
  •  La plancha se puede compartir sin problemas
Pantalla Completa
Previous Next
Para poder compartir el cepillo con las amigas, el consejo es limpiarlo bien para no correr riesgos
  •  Para poder compartir el cepillo con las amigas, el consejo es limpiarlo bien para no correr riesgos
  •  ¿Hay problema con compartir el cepillo con amigas?
  •  La plancha se puede compartir sin problemas

No es raro compartir el cepillo y la plancha con las amigas, cuando se van a arreglar juntas para ir a una fiesta, en estas situaciones es práctico compartir los utensilios y llevar todo en una sola mochila. Pero, ¿esta práctica puede perjudicar al cabello? Lee este artículo y conoce las respuestas a tus dudas.

Compartir el cepillo puede poner en riesgo al cabello 

Aunque esta práctica es muy común, compartir el cepillo para el cabello con otra persona puede traer complicaciones. Al compartir estos objetos que están en contacto con el cuero cabelludo y las mechas, se pueden contraer algunas enfermedades capilares, como caspa, dermatitis seborreica, e incluso micosis.

Siendo así, aunque tu amiga cuide su cabello, es muy importante tener cuidado porque puede ser que ella aún no sepa que tiene alguno de estos problemas. Sin embargo, el compartir no está completamente prohibido, es posible compartir la herramienta sin riesgos cuando se limpia entre un uso y otro.

El cepillo se puede lavar con agua y con detergente

Cuando se habla de limpiar el cepillo, no se trata sólo de retirar los cabellos que se quedan pegados, hay que limpiar con bastante atención para retirar todos los residuos.

Para hacer este procedimiento, el consejo es lavar el utensilio con agua, detergente y una esponja para fregar, con cuidado. Si lo deseas, también puedes usar cotonetes para limpiar las partes más estrechas, que son difíciles de limpiar con la esponja. Después, si tienes tiempo, deja remojando el cepillo por unos minutos, pero si tienes prisa, enjuaga y quita la humedad con un trapo.

Vale la pena recordar que este cuidado se recomienda para todos los tipos de cepillos, independientemente del material del que estén hechos. La única diferencia es que los que son de metal necesitan siempre secarse después de la limpieza, incluso en los días en los que se tiene prisa, para evitar que se oxiden.

La alta temperatura de la plancha permite que se pueda compartir sin problemas

¿Al compartir la plancha también se corren riesgos? De acuerdo con el médico y tricólogo, Valcinir Bedin, la diferencia es que la plancha se puede compartir sin ningún problema, “ya que la alta temperatura que produce la plancha mata a cualquier bacteria que pudiera estar presente en el aparato”, aclaró.

Pero, como sucede con cualquier otro utensilio, es importante mantenerla limpia. Por eso, siempre que te des cuenta de que la plancha está sucia, el especialista recomienda usar un paño húmedo, “haz esto cuando consideres que es necesario, siempre que esté tibia y apagada”, dijo.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel