Get The Look

¿Máscara de pestañas alarga, da volumen o riza? Aprende cómo conseguir el efecto deseado

  •  Existe una gran variedad de máscaras en el mercado que dan diferentes efectos, para tener las pestañas con las que soñamos debemos poner atención a la elección del producto
Pantalla Completa
Previous Next
Existe una gran variedad de máscaras en el mercado que dan diferentes efectos, para tener las pestañas con las que soñamos debemos poner atención a la elección del producto

Las pestañas largas y voluminosas son la clave del maquillaje, ya que dan un aspecto más sexy, femenino y romántico a la mirada. Para la mayoría de las mujeres la máscara es una herramienta básica porque puede dar diferentes efectos a las pestañas.

Existen una gran variedad de máscaras en el mercado que dan diferentes efectos, para tener las pestañas con las que soñamos debemos poner atención a la elección del producto. Igual que el cabello, las hebras de las pestañas varían de acuerdo a cada persona y pueden ser cortas o largas, delgadas o gruesas, y algunas son rectas o más curvas.

La clave para elegir el producto correcto está en el aplicador. En el mercado nos encontramos con muchos tipos de aplicadores y es difícil decidirnos por el mejor modelo. Cepillos con muchas cerdas, cepillos rígidos, automáticos e incluso esféricos, cada propuesta es diferente.

Aplicador largo y con abundantes de cerdas: El modelo más tradicional es ideal para quienes tienen pocas pestañas. El cepillo distribuye más producto, lo que permite que la aplicación de la máscara en las pestañas sea mayor, para que luzcan más voluminosas.

Cerdas más largas: Perfectas para quienes desean alargar las pestañas. El aplicador más delgado ayuda a capturar las hebras de las pestañas desde las raíces, las cerdas dividen a las pestañas en grupos y extienden el producto por ellas.

Cerdas rígidas: El modelo es un peine que alinea a las pestañas sin dejar que el producto se acumularse en ellas y que se hagan grumos. Este tipo de aplicador es ideal para aquellas personas que buscan un aspecto más natural.

Cerdas curvas: Si se tienen las pestañas rectas o del tipo que crece hacia abajo (de aguacero), lo ideal es apostar por aplicadores con cerdas arqueadas que ayudan a doblar las pestañas. Se recomienda utilizar el rizador antes de aplicar la máscara en las pestañas para mejores resultados.

Aplicadores con curvas: Los aplicadores llenos de curvas ayudan a que las pestañas se vean más abundantes, ya que permiten que más producto sea depositado.

Se puede obtener más de una efecto a la vez, si se apuesta por diferentes tipos de máscaras para crear un look, como por ejemplo largas y voluminosas, o voluminosas y curvas.

Las fórmulas de las máscaras también pueden hacer toda la diferencia. Las máscaras más finas, por ejemplo, dan un efecto más ligero y ayudan a dar más volumen. No hay secretos, lo importante es tratar de alcanzar el resultado ideal apostando por el producto adecuado.

Fórmula que alarga las pestañas: Algunas fórmulas alargadoras contienen ingredientes que estimulan el crecimiento rápido y constante de las pestañas. La máscara debe aplicarse en la base de las pestañas y el efecto se logrará a mediano o largo plazo, en más o menos 28 días.

Ingredientes que dan volumen a las pestañas: Existen máscaras que prometen pestañas más abundantes, dichos productos cuentan con péptidos en su fórmula, que estimulan el crecimiento del cabello en el mediano y largo plazo. El efecto de la máscara es inmediato, al difundir el producto a lo largo de las hebras de las pestañas. El resultado es un pelo más grueso y denso.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel