Get The Look

¿Cuál es la diferencia entre acondicionador y mascarilla capilar? Aprende a usar cada producto para cuidar el cabello

  •  La mascarilla de tratamiento es responsable de darle nutrientes al cabello
  •  Conoce las diferencias entre el acondicionador y la mascarilla de tratamiento
  •  La función del acondicionador es sellar las cutículas para mantener los nutrientes en el cabello
Pantalla Completa
Previous Next
La mascarilla de tratamiento es responsable de darle nutrientes al cabello
  •  La mascarilla de tratamiento es responsable de darle nutrientes al cabello
  •  Conoce las diferencias entre el acondicionador y la mascarilla de tratamiento
  •  La función del acondicionador es sellar las cutículas para mantener los nutrientes en el cabello

El acondicionador y la mascarilla de tratamiento son dos productos indispensables para el cuidado del cabello. Sea cual sea su tipo de textura, lacia, rizada o crespa, los dos son responsables del aspecto hidratado, y de que el cabello permanezca suave por más tiempo después de lavarlo.

Pero, a pesar de esas similitudes en sus efectos, uno no puede sustituir al otro. ¿Sabes cuáles son las principales diferencias entre ellos, ¡descúbrelas!

Las mascarillas de tratamiento le aportan nutrientes al cabello para que crezca fuerte y sano 

En los días en los que la idea es prestarles mayor atención a las mechas, la mascarilla de tratamiento no puede quedarse fuera de la rutina. Este producto se puede encontrar en diversas versiones, y entre sus funciones están hidratar, nutrir y reconstruir el cabello, para que crezca fuerte y sano.

Las mascarillas hidratantes le devuelven agua al cabello y sirven como puerta de entrada para los demás tratamientos, mientras que las nutritivas ayudan a que el cabello reponga lípidos y evitan la resequedad. Las mascarillas reconstructivas son ricas en proteínas, y ayudan a que la fibra capilar se recupere de los daños que causan los factores externos, como los químicos, el uso de fuentes de calor, el viento, la contaminación y el sol, por ejemplo.

Para organizar el uso de todas ellas, el consejo es apostar por un cronograma capilar, para distribuir los tres pasos a lo largo de la semana por un período de un mes, para dejar el cabello bonito y bien tratado.

El acondicionador sella las cutículas de las mechas y ayuda a preservar la hidratación

Puedes estarte preguntando, ¿si la mascarilla es la que trata a las mechas, cuál es la función del acondicionador? Más allá de ser un aliado del shampoo, es el responsable de sellar las cutículas de la fibra capilar y de preservar los nutrientes que la crema de tratamiento les da a las mechas.

Por eso, aunque su uso no sea obligatorio después de la hidratación, la nutrición o la reconstrucción, hace toda la diferencia al crear una especie de barrera protectora, que conserva los beneficios que las mechas acaban de recibir.

En los días en los que se utiliza la mascarilla, la aplicación del acondicionador sigue siendo necesaria para cerrar las cutículas que abrió el shampoo, y para dejar el cabello con un aspecto más suave y sedoso antes de peinarlo.

El orden de aplicación de los productos hace la diferencia 

Después de entender la diferencia entre el acondicionador y la mascarilla, vale la pena poner atención al orden de aplicación de los dos productos. Ya que, contrario a lo que mucha gente piensa, lo correcto no es acondicionar las mechas antes de aplicar la crema de tratamiento, sino hidratar, nutrir o reconstruir las mechas, y después usar un poco de acondicionador en las puntas para sellas las cutículas y conservar los nutrientes recibidos.

Si se invierte el orden y se usa el acondicionador justo después del shampoo, el resultado del tratamiento se verá comprometido porque las cutículas de la fibra capilar necesitan estar abiertas para que los nutrientes de la mascarilla penetren en ellas.

Temas relacionados
Flacidez, arrugas y manchas

Combate estos 3 problemas de la piel